elEconomista.es

Florentino Pérez y Mauricio Pochettino, juntos en la boda que reunió a las estrellas de la televisión

10/07/2019 - 11:44

Este sábado 6 de junio, los rostros más importantes de Antena 3 se dieron cita en una boda de alto copete celebrada en Girona. Claudia, hija de José Creuheras, presidente del Grupo Planeta y Atresmedia, contrajo matrimonio con Álvaro Gandarias, hijo del Director de Innovación de La Caixa, y nadie se lo quiso perder.

Ver esta publicación en Instagram

#thegandheras

Una publicación compartida de Victoria Serra (@v_serra) el

Entre los invitados destacaba Susanna Griso, que perdió a su hermana hace unos días, hizo de tripas corazón y lució su mejor sonrisa a las puertas de la iglesias de Sant Genís de Torroella de Montgrí. La presentadora apostó por un diseño de Hervé Lerger con falda de flecos y pronunciado escote. "Aún no soy consciente de la muerte de mi hermana", confesó a Semana.

Lea también - Susanna Griso se despide de su hermana Monserrat: "Tú sigues siendo nuestra"

La periodista charló animadamente con su compañera en Espejo Público, Marta Robles, y disculpó la ausencia de Matías Prats y Mónica Carrillo, que no pudieron asistir por motivos laborales. También departió unos minutos con Boris Izaguirre, que se mostró muy cercano a otro de los invitados estrella, Manuel Valls, quien asistió del brazo de su futura esposa, Susana Gallardo. Sandra Golpe, Julia Otero o el matrimonio Tous, tampoco quisieron faltar a la cita.

Ver esta publicación en Instagram

#DíaDeBoda Mis mejores deseos #ClaudiayAlvaro ??????????

Una publicación compartida de Julia Otero (@otero_julia) el

El morbo de la boda recayó sin duda en el encuentro entre dos de los asistentes más solicitados, el presidente del Real Madrid y de ACS, Florentino Pérez, y el entrenador Mauricio Pochettino. Ambos mantienen una gran relación y el mandamás blanco ha tratado de ficharle en alguna que otra ocasión, sobre todo tras el primer adiós de Zidane. Quizás la ceremonia sirvió para trazar un futuro en común. Quién sabe...

No fue una boda normal y corriente. No hubo foto de familia y sí 22 testigos, los novios no quisieron pastel ni coches de lujo y la celebración estuvo rodeada por importantes medidas de seguridad. Tras el "sí quiero" y una lluvia de pétalos y confetis, los asistentes se trasladaron a Les Taules, una masía de Pals, también en Girona. Allí se instalaron unas carpas que albergaron el banquete a cargo del prestigioso restaurante Semon de Barcelona y la posterior fiesta, presidida por un concierto privado de Estopa, grupo favoritos de los recién casados.







Comentarios 0