elEconomista.es

El bautizo del hijo de Meghan y Harry: Archie Mountbatten es clavadito a su abuelo materno

7/07/2019 - 10:54

Archie Mountbatten, el miembro más joven de la familia Windsor, ha vivido su gran día este sábado día 6 de julio. El pequeño ha sido bautizado, y las fotos del bebé más famoso del Reino Unido muestran el enorme parecido entre el bebé y el abuelo Thomas, padre de Meghan Markle.

Los duques de Sussex han bautizado a su hijo Archie en una ceremonia absolutamente privada en el Castillo de Windsor, la residencia favorita de la bisabuela paterna, Isabel II.

El gran ausente en la celebración ha vuelto a ser el padre de la ex actriz, Thomas Markle, alejado de su hija por intentar sacar un dinerillo antes de la boda con el príncipe Harry haciendo algunos robados pactados para la prensa.

El niño es tan pálido como su padre Harry por una parte y su abuelo materno Thomas por otras, con quien guarda un gran parecido, aunque eso no tendría que importar. El tono de su piel ha sido escrutado al milímetro por tratarse de la primera boda de un miembro de la realeza europea con una persona de color. Abajo, una imagen de la cuenta oficial de Thomas Markle, donde se puede observar su parecido con el nieto. En las imágenes se le ve junto a su hija.

Ver esta publicación en Instagram

Still love you

Una publicación compartida de Thomas Markle (@thomas_markle_official) el

Un numeroso grupo de súbditos de Su Graciosa Majestad y admiradores de Archie se congregaron ante las puertas del Castillo de Windsor con la vana esperanza de ver al niño y a su madre. Tuvieron que contentarse con estas fotos de Instagram.

El príncipe Guillermo y Kate Middleton hicieron su entrada al castillo por una puerta recóndita y Carlos y Camilla llegaron en helicóptero. Entre los asistentes estuvo Tiggy Legge-Bourke, la famosa niñera de Harry, a quien Lady Di no tenía demasiada simpatía.

Como se recordará, fue contratada por su marido, y llegó a tener tanta complicidad con los pequeños que la princesa temía que usurpara su rol como madre.

No fue así e hizo un magnífico trabajo con Harry y Guillermo. Es seguro que Meghan habrá seguido sus consejos.

Meghan, de cuya rivalidad estilística con su cuñada Kate se ha hablado mucho, eligió un vestido blanco de Dior con escote barco que realzaba su bonito tono de piel. Kate, cada vez más proclive a reutilizar modelos, como Letizia, escogió un modelo firmado por Stella McCartney, la hija del Beatle. A destacar el alarde de sus fabulosas piernas, como se ve en la foto. Camilla, la suegra de Meghan, también ha optado por el color blanco... ¿Un mensaje subliminal de apoyo a su nuera, quien tantas críticas ha recibido desde algunos sectores del la prensa?

Leer también: Las cuentas del príncipe Harry y Mhegan, 250.000 euros en muebles y 20.000 en árboles.

La abuela materna de la niña estaba muy elegante con un vestido rosa. En la foto oficial, compartida por la cuenta de Kensington Palace, aparecen no solo Carlos y Camilla, sino también Lady Jane Fellowes y Lady Sarah McCorquodale

El bautizo fue oficiado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby. "El duque y la duquesa de Sussex se alegran de compartir la felicidad de este día con el público, que tantas muestras de apoyo les han ofrecido desde el nacimiento de su hijo. Agradecen su amabilidad al darle la bienvenida a su primogénito y al celebrar este momento especial", ha sido el mensaje que han transmitido los duques de Sussex a sus seguidores en las redes sociales.

La otra gran ausente ha sido la reina de Inglaterra, o sea, las bisabuela. Según han explicado fuentes de la Casa Real Británica, tenía compromisos previos relacionados con su cargo previos al bautizo. También se ha echado de menos al tío abuelo del niño, el único hermano barón de Lady Diana, el conde Charles Spencer, aunque de todos es conocida la nefasta relación que mantiene con los Windsor.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.