elEconomista.es

Los pechos de Melania Trump protagonizan la fiesta del 4 de julio

5/07/2019 - 11:32

Este jueves no era un día cualquiera en Estados Unidos, puesto que se celebraba el día de la Independencia. Para la ocasión, Melania Trump se decantó por un maravilloso vestido blanco. Sin embargo, prescindió de la ropa interior y la idea no pudo ser peor. La lluvia hizo acto de presencia y los pechos de la mujer de Donald Trump quedaron transparentados, en una imagen que está recorriendo como la pólvora las redes sociales.

El diseño escogido por la primera dama para un día tan especial estaba firmado por Carolina Herrera. Se trata de un vestido de escote tipo barco y pequeñas líneas de colores vivos que alcanza los 3.000 euros de precio original, pero que en temporada de rebajas como la actual puede adquirirse por la mitad, unos 1.400 euros, en algunos portales web. Como suele ser habitual, la ex modelo eslovena combinó la prenda con un par de zapatos en rosa fucsia de su firma favorita, Christian Louboutin.

Lea también - Melania Trump y Briggitte Macron comieron raviolis en un restaurante Michelín

Pero sin duda la atención de los presentes y las cámaras se dirigió hacia las transparencias que la lluvia provocó en su vestido, dejando a la vista sus pezones al más puro estilo 'free the nipple', movimiento al que también se ha apuntado recientemente la hija de su marido, Ivanka Trump.

Las instantáneas han revolucionado las redes sociales y los usuarios han sacado a relucir su sentido del humor mediante comentarios jocosos y algún que otro meme.







Comentarios 2

#1
05-07-2019 / 17:04
chaver
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Es una mujer preciosa y todo lo que se ponde le queda bien, es la antítesis de su esposo.

#2
05-07-2019 / 18:37
luisginzalez
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Eso por florero ...


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.