Actualidad

Muere el actor Arturo Fernández a los 90 años por un tumor de estómago

El actor Arturo Fernández ha muerto a los 90 años. El asturiano permanecía en un hospital de Madrid desde hace días y preocupaba su estado de salud. El fallecimiento ha tenido lugar esta noche y así lo ha desvelado su mujer, Carmen Quesada. El actor sufría un tumor de estómago que le fue diagnosticado hace ya dos años.

"Se le detectó un pequeño tumor que le quitaban cada seis meses, pero en abril, cuando tuvo que suspender su gira, se agravó y ha sido imposible pararlo. El desenlace ha sido rapidísimo", ha explicado el académico de las Artes Escénicas Alberto Blasco.

El 4 de abril comenzó el que ha resultado ser el último bache de salud de Fernández tras ser operado de urgencia del estómago, lo que le obligó a interrumpir la gira de su obra teatral 'Alta seducción', una comedia que él mismo había escrito hace treinta años, con la que llenaba los teatros. Todo fue bien y el actor y empresario, nacido en Gijón en 1929, volvió a casa a los pocos días, pero dos semanas después sufrió una fractura de pierna tras una caída.

Lea también: Arturo Fernández se quejaba de que no le dan premios "por ser de derechas"

Ahora, el eterno seductor de 'chatín' y 'chatina', rey de la comedia romántica y elegante de la escena española, protagonista de series tan populares como La casa de los líos y de películas clásicas de nuestro cine como Un vaso de whisky, se nos ha ido para siempre. 

Arturo Fernández, que hasta abril estaba trabajando y presentaba un aspecto saludable a sus 90 años, se vio obligado a cancelar algunas de las funciones de la obra de teatro que representaba para someterse a un tratamiento tras sufrir unos fuertes dolores de espalda. Arturo Fernández había sido operado en 2011 de la misma.

Su mujer, Carmen Quesada (61), confirmó entonces la noticia de la retirada temporal de Fernández de las tablas. Chatín, eterno galán, no quiso nunca ni oír hablar de su jubilación y demostró siempre su buen estado de forma a golpe de función. "Lo más parecido que conozco es el término júbilo, y eso es lo que siento, sobre todo cuando me subo a un escenario y veo cómo el público disfruta y se ríe. Creo sinceramente que quien te jubila es el público, no uno mismo. Hay que tener la sensibilidad de saber cuándo ya no gustas, y entonces retirarte. Siempre y cuando se tenga buena salud, y yo tengo la inmensa fortuna de tener una salud de hierro", declaró a Abc en el año 2013.

El actor contaba con su propia compañía teatral, con la que producía obras como Alta Seducción, protagonizada por él mismo mientras la salud se lo permitió. Fernández no podrá subirse a las tablas nunca más pero puede decirse que ha muerto al pie del cañón, como él siempre dijo que se iría. El cuerpo del actor será velado en el Teatro Amaya, donde se instalará a lo largo de este jueves la capilla ardiente.

La historia de amor del eterno galán

Unido a Carmen Quesada desde 1986, con la que por cierto acudía a los actos que visitaba, nunca se casaron. "Nunca lo hemos considerado. Nos presentó un amigo y Carmen es todo en mi vida. Me gusta recordar cómo nos conocimos y el tiempo que llevamos juntos", decía el actor. Carmen, que reconocía que Arturo era "un señor golfo", sabía que Arturo no siempre le fue fiel, porque él mismo lo reconocía, pero el asturiano siempre decía que sí le fue leal.

Fernández conoció a Carmen Quesada hace 40 años, cuando él tenía 50 años y ella 21, y desde entonces se mantuvieron unidos a pesar de la diferencia de edad. Tenía tres hijos de su primer matrimonio con Isabel Sensat, María Isabel, Arturo y María Dolores. También era abuelo de tres nietas y un nieto. El actor contaba entre otros con el Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid en la categoría de Teatro y el Alfonso Ussía. Se quejaba de que no le dieron más porque era de derechas.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud