elEconomista.es

Sophie Turner, de compras en Loewe antes de su boda en Francia con Joe Jonas

29/06/2019 - 12:38

Sophie Turner, la actriz que encarnaba el papel de Sansa Stark en Juego de Tronos, y su pareja, el cantante Joe Jonas, han disfrutado de unas jornadas románticas en París antes de la boda. Ambos hicieron un viaje en barco por el Sena junto a sus familiares y amigos. Y visitaron las tiendas de lujo para hacerse un montón de regalitos antes del enlace.

La reboda de la actriz inglesa es inminente, y cada vez se van conociendo más detalles del enlace. Y ello a pesar de que están intentando por todos los medios salvaguardar su privacidad para que no les ocurra lo mismo que en su anterior boda en Las Vegas, cuando el DJ encargado de amenizar el evento se dedicó a transmitir en directo la fiesta.

Sophie y Joe se han dejado ver por las mejores tiendas de París, entre las que se encontraba Loewe, la firma española perteneciente Bernard Arnault. También visitaron Kenzo. 

Los novios quisieron agasajar a sus invitados, y han sido inmortalizados en un crucero en barco por el Sena, al que acudieron Wilmer Valderrama, ex de Demi Lovato, y su novia, grandes amigos suyos. 

Nick Jonas, el hermano del novio-marido, integrante como él de los Jonas Brothers, estuvo acompañado por su mujer, la bellísima Priyanka Chopra, con quien protagonizó ardientes escenas en cubierta. Los novios parecían ellos. 

 

En Las Tullerías, Joe se convirtió en el mejor fotógrafo de su esposa, quien demostró lo bien que sabe posar. 

El matrimonio Jonas-Thurner no está reparando en gastos. El pasado jueves organizaron una fiesta en el Hotel Crillon Le Brave, en la Provenza. Allí estaban, por supuesto, el resto de los Jonas Brothers y sus familiares, así como Maisie Williams / Arya Stark, hermana de la novia en la ficción y una de sus damas de honor.

Leer también: La despedida de soltera de Sophie Turner con Maisie Williams en Benidorm

Según ha publicado el Daily Mail, Sophie vistió un elegante traje blanco de tirantes para la fiesta de preboda. A pesar de su elevada estatura, superior a la de su novio, calzó sin complejos unas altísimas sandalias de tacón. Las uñas de las manos y pies las llevaba pintadas de color lila. El novio, menos convencional, eligió un traje de rayas azul marino, camisa blanca y zapatos combinados con el resto de su indumentaria.







Comentarios 0