elEconomista.es

José Manuel Villegas y su novia se escapan de 'finde' romántico al Cabo de Gata

28/06/2019 - 22:28

José Manuel Villegas es tal vez el dirigente de Ciudadanos que más presión está recibiendo por las discutidas apuestas estratégicas de su jefe, Albert Rivera, por pactar con el PP y Vox.

El número dos y secretario general es, en el consenso de muchos expertos, el artífice del asalto del partido al territorio nacional, dejando de ser una formación de ámbito catalán para transformarse en español, con presencia en el Congreso.

Villegas ha sufrido el desgaste propio del fontanero imprescindible en toda organización política y ahora, en plena revolución de deserciones, aseguran que los críticos "van a por él", antiguos camaradas tan significados como incómodos con el cierre de filas impuesto hacia la derecha por Rivera: Luis Garicano, Fernando Igea, Ignacio Prendes, Javier Nart o Fernando Maura, por no hablar del ya dimitido Toni Roldán. Ese entorno le han puesto una cruz porque Villegas es la muralla que impide ganar el castillo presidencial encarnado por Albert Rivera, que de momento impone su fórmula hasta el punto de que el que no esté junto a él no sale en la foto.

Villegas fue por ejemplo el que sufrió el desgaste cuando a finales de febrero el entonces diputado Francisco Igea se presentó a las primarias para candidato a Castilla y León, toda una provocación al aparato que apoyaba el secretario general, impulsor desde la cúpula de Cs de Silvia Clemente, protagonista de la chapuza del pucherazo castellano, hasta ese momento presidenta de la Mesa del Parlamento autonómico y uno de los ­pesos pesados del PP en dicha autonomía. Villegas se implicó públicamente en la operación Clemente, y el movimiento de los críticos fue visto como una desautorización pública al secretario general.

La victoria de Clemente en aquellas primarias llevó al doctor Igea a enfrentarse a todo y a todos y a demostrar contra viento y marea un intento de fraude, cuya autoría está todavía por determinar. De momento, Villegas resiste apoyado por el núcleo duro naranja: Rivera, Fernando de Páramo, José María Espejo, Fran Hervías, Inés Arrimadas y se supone que aún Juan Carlos Girauta.

Pero Villegas está presionado, quizás cansado y tal vez estresado. Y merecía un respiro. Quedarse en Madrid con temperaturas nocturnas tropicales no hubiera sido una buena idea después del complicado consejo general de Cs, que se celebraba este viernes en Madrid. Por tanto, nada más terminar puso rumbo a la playa, en concreto al Cabo de Gata, en su querida Almería, la tierra que vio nacer a su padre y por la que es diputado.

Si Albert Rivera y Malú son presa ambicionada por los reporteros de la crónica rosa, Villegas y su novia no lo son tanto, pero su cara es muy conocida (no tanto la de su pareja actual) y la localidad de Agua Amarga, en Níjar, está repleta de ojos indiscretos en este fin de semana de junio.

Eran las nueve de la noche más o menos cuando el número 2 de Ciudadanos aparcaba el coche junto a un coqueto hostal situado en la misma playa de la pedanía nijareña. Juntos, han bajado una diminuta maleta azul (de esas que entran en los aviones sin necesidad de facturar), que el propio parlamentario arrastró hasta la entrada de su alojamiento, un precioso y coqueto hostal situado a la orilla del mar llamado La Palmera, muy acogedor.

Tras unos momentos para registrarse y asearse tras el viaje desde Madrid, el secretario general de Ciudadanos y Susana León, jefa de prensa del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, han decidido cenar en el propio establecimiento donde están alojados. Solos, a un mismo lado de la mesa, y con el mar de fondo como testigo, han degustado una romántica cena regada con vino blanco y rociada con besos que demuestran el amor que se profesan ambos. Aquí vemos a Villegas tomando un poco de vino al lado de su acompañante, ambos del espaldas. Abajo, una foto de Susana León.

El pasado mes de enero, apenas 24 horas después de que publicáramos que Albert Rivera había roto con Beatriz Tajuelo, dimos desde Informalia la primicia de que José Manuel Villegas lo había dejado con su mujer, y madre de sus dos hijos, para iniciar otra relación, con una compañera de trabajo.

Villegas llevaba casado "toda la vida", en palabras de un compañero. (Abajo, Villegas y su mujer, de pelo oscuro, en un acto en la embajada de Francia en Madrid el 14 de julio de 2017 junto al representante diplomático galo y su esposa). 

Villegas, Barcelonés pero del Real Madrid, cumple este miércoles 3 de julio de 51 años, y nada como un fin de semana romántico para regalarse un poco de paz en estos momentos tan complicados.

Licenciado en Derecho, es especialista en Derecho Concursal (tiene un máster por el ICAB) y ejerció la abogacía antes de meterse en política. José Manuel Villegas conoció a Albert Rivera en 2005, en una de las primeras reuniones de Ciudadanos.  

El pasado verano, según contó el propio Villegas en prensa, todo parecía ir bien en su relación matrimonial. Begoña de Miquel, legalmente su esposa mujer, es de una familia barcelonesa ligada al Derecho. Su padre es Juli de Miquel, uno conocido abogado. Villegas comentó en el Congreso que repartía sus escasas vacaciones (recortadas por la tensión política). Sus destinos fueron Balerma, el pueblo de pescadores almeriense de donde son sus padres, el Maresme, y el país vecino: "Allí haré una escapada con mi mujer en coche por Galicia y Portugal", dijo a principios de agosto.

Los que conocen a Villegas le tachan de moderado y dialogante. Sin embargo, esta vez no hubo acuerdo y después de muchos años ha iniciado una nueva vida sentimental tras romper con su mujer.

Villegas estaba casado en separación de bienes y compartía con su mujer al 50 por ciento las hipotecas que pidió para comprarse los inmuebles que posee, que seguía pagando, a medias, de acuerdo con la declaración del propio diputado en el Congreso. 

De padre almeriense y madre soriana, nació en Barcelona en 1968. Es licenciado en Derecho, especializado en Derecho concursal por la Universidad Autónoma de Barcelona y su trayectoria profesional antes de entrar en política se desarrolló sobre todo como asesor fiscal, con despacho propio.

En su juventud fue miembro de la Joventut Socialista de Catalunya pero pertenece a Ciudadanos desde su fundación en 2006, en el Congreso fundacional.  En las Elecciones generales de España de 2015 fue elegido diputado nacional por la circunscripción de Barcelona. En el Comité Ejecutivo del partido ha sido Secretario de Relaciones Institucionales y después Secretario de Organización; también fue Jefe del Gabinete del Presidente. Desde 2016 es Secretario General y diputado por la provincia de donde procede por línea paterna, Almería, donde amó una vez y parece que vuelve a amar.







Comentarios 0