elEconomista.es

Sergio Ramos y Pilar Rubio, como motos en Costa Rica

25/06/2019 - 9:45

El futbolista Sergio Ramos y su mujer, Pilar Rubio, están disfrutando de una emocionante luna de miel en Costa Rica, donde lejos de relajarse y tomar el sol están conectando con su parte más salvaje y divertida: balances, helicópteros, surf y hasta motos acuáticas para ver delfines.

Como motos precisamente andan Sergio Ramos y Pilar Rubio en Costa Rica. Amantes de la acción, la están teniendo a raudales en su luna de miel. Acompañados por el portero del Real Madrid Keylor Navas y su mujer, Andrea, el sevillano y su mujer han pasado los primeros días de su dulce descanso al límite: primero un poco de surf y unos balances en la playa, nada que dos personas atléticas y deportistas como ellos no puedan hacer. Eso sí, Ramos pasó más tiempo en el agua que encima de la tabla.

Lea también: Pilar Rubio y Sergio Ramos publican imágenes inéditas de su boda

El 'disgusto' se le debió quitar cuando se puso a los mandos de un helicóptero para dar un paseo aéreo y disfrutar de unas vistas sin igual.

Y eso no es todo: para rematar, Ramos y Rubio condujeron una moto acuática para ver a los delfines costarricenses.

El futbolista y la presentadora, que se dieron el "sí, quiero" el sábado 15 de junio en Sevilla, viajaron a Costa Rica a mediados de la semana pasada. Aterrizaron en el país tico protegidos por un gran operativo especial que esperaba su llegada y desde allí se desplazaron hasta Liberia, ciudad que se encuentra al norte del país y donde les esperaban sus amigos, Keylor y Andrea.

Allí, además, Ramos ha presumido de su último tatuaje: el unicornio con tres estrellas (como sus tres hijos) que se convirtió en el símbolo de su boda con Pilar.

Ver esta publicación en Instagram

#PuraVida ???????? @keylornavas1

Una publicación compartida de Sergio Ramos (@sergioramos) el







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.