elEconomista.es

Andrea Janeiro acudió a la boda de Belén Esteban con su novio inglés

24/06/2019 - 11:19

Andreíta fue la otra gran protagonista en la boda de Belén Esteban y no sólo por el emotivo discurso que dedicó a su madre sino también por la compañía que eligió para el gran día. Y es que la joven no fue sola sino de la mano de un joven inglés al que presentó como su novio.

Según nos han confirmado fuentes de toda solvencia, Andreíta y su 'gentelman' no se separaron ni un segundo aunque la hija de Belén Esteban tuvo que ejercer de traductora durante todo el día, pues el novio es británico y no habla ni una palabra de castellano. Él forma parte del círculo de amigos de Andrea, que estudia Comunicación en el exclusivo centro de estudios superiores Birmingham Metropolitan College (BMet) desde hace dos años.

Lea también: Andreíta le da a Jesulín una "pedazo de hostia sin manos" en la boda de su madre

Andrea, que lució un vestido de tul rosa firmado por Teria Yabar, protagonizó uno de los momentos más emotivos de la ceremonia con su discurso, en el que agradeció a Belén Esteban sus cuidados y su dedicación a lo largo de toda su vida y su papel como madre y padre, en clara alusión a la ausencia de Jesulín de Ubrique.







Comentarios 7

#1
24-06-2019 / 12:06
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Pero si esta niña salió por patas del lado de su madre nada más cumplir 18 años, entre otros motivos por irse con el novio a Reino Unido..... Noticias frescas!!!!

#2
24-06-2019 / 13:52
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Menos mal que la Andreíta no quería salir en los medios, pero gracias al bodorrio de su mamá le han vuelto a poner en la palestra.....por si se nos había olvidado....

#3
24-06-2019 / 14:08
Puntuación 5   A Favor   En Contra

Me imagino lo que habrá alucinado el pobre novio inglés con el casamiento de la suegra.....jijijiji

#4
25-06-2019 / 00:55
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Si lo de la supuesta hostia al padre no es un invento de los de Sálvame, esta niña no es lo que parecía, es bastante parecida a su santa madre. Si habéis tenido esa vida de "marquesas" sin el menor mérito ni esfuerzo, es gracias a Jesús Janeiro, a él le debéis todo lo que tenéis, así que dejadme ya en paz y olvidaos de él, que ya son 20 años dando el coñazo con el temita....



.

#5
25-06-2019 / 00:59
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Estas dos, si no hubiese sido por Jesulin, llevarían varios años limpiando escaleras o de cajeras en un supermercado...no creo que hubiesen llegado más lejos!

#6
25-06-2019 / 01:07
Puntuación 3   A Favor   En Contra

Andreíta, guapita....supongo que serás consciente que si estás estudiando en Inglaterra , es gracias a la pensión que te ha pasado religiosamente tu padre desde que naciste... qué han sido muchos miles de €. Reprochale solamente que no te apartará de tu madre cuando estuvo mucho tiempo enganchada a la coca, ahí no actuó correctamente.

#7
25-06-2019 / 01:20
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Y después de haberla pasado de pensión 260.000€, la madre pretendía que abonaste Jesús la mitad de sus estudios..... Ni que la niña se hubiese ido a Harvard o Yale a estudiar una carrera científica, ya les vale!!!!


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.