Actualidad

La infanta Elena y Jaime de Marichalar, juntos por su hija Victoria Federica

Más que puesta de largo, según mandaba la tradición de la buena sociedad, Victoria Federica de Marichalar y Borbón celebró una gran fiesta de amigos por todo lo alto, meses después de cumplir su mayoría de edad.

La familia del marqués de Mondejar, primer preceptor del entonces príncipe don Juan Carlos, le ofreció a la nieta del rey la magnífica finca de El Chaparral, cercana a El Plantío, que se alquila normalmente para grandes eventos.

Lea también - Victoria Federica, desatada al micro de Juan Magan: nos colamos en su gran puesta de largo

Más de 300 invitados, llegaron unos en mini buses, otros, como la reina doña Sofía y la infanta Elena, en los coches oficiales de la Casa Real. Por su parte, el padre de la 'novia', acudió por su cuenta con el chófer que le conduce de un sitio a otro de Madrid habitualmente.

Lea también - Nuevo rifirrafe real: la infanta Elena y Victoria Federica, a la gresca por un sujetador

No hubo tensión alguna entre la infanta Elena y Jaime de Marichalar, divorciados hace 12 años y sin mucho trato personal desde la ruptura de su matrimonio. Pero era el gran día de su hija y sus padres se saludaron con normalidad. Los dos han estado de acuerdo preparando  la celebración conjuntamente. Era lo menos que se merecía la hija a la que adoran.

Victoria invitó a sus amigos del colegio, donde acaba de finalizar el Bachillerato con buenas notas, antes de convertirse en universitaria el próximo mes de setiembre. Y aparte de su hermano Froilán, acompañado de su ex novia Mar Torres Font, con la que parece haberse reconciliado, su primo Juan Urdangarin, sus tíos, Ana y Álvaro de Marichalar, el invitado que todos esperaban era el torero Gonzalo Caballero, más o menos recuperado de la grave cogida que sufrió en Las Ventas el pasado mayo y al que no se veía con Victoria desde hace muchas semanas.

La hija de la infanta se hizo fotos para las redes sociales con muchos de sus amigos, pero no hemos visto ninguna con el torero, quizá porque a Jaime de Marichalar no le gusta el que se considera novio de su hija y mucho menos que promocione su carrera taurina a costa de esta relación.

Pero era la noche de Victoria, vestida con un precioso modelo firmado por Lorenzo Caprile, el modisto favorito de la infanta Elena, que también lució un modelo del concursante de Maestros de la costura.

Victoria contó con Amina Martínez de Irujo, la hija de Cayetano Alba y Genoveva Casanova pero en cambio le falló otra nieta de la duquesa Alba, Tana Rivera, que no pudo asistir porque este viernes tenía un examen.

Victoria recibió toda clase de regalos, el más original, un cerdito vietnamita, ¡envuelto en una bandera de España!. Veremos dónde acaba el animalito, ya que tanto la infanta Elena como Jaime de Marichalar viven en pisos, buenos pisos, pero sin jardín ni zonas adecuadas para el pequeño cerdito, que acabará sin duda protegido por doña Sofía en Zarzuela.

El catering de Ciboulette, la cocina favorita de la alta sociedad para sus fiestas, los Dj favoritos de Froilán y un ambiente de gente joven y marchosa, hicieron perfecta la noche más feliz de Victoria.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

A Marichablar no le va conduciendo ningún chófer, lo va haciendo él.....me gustaría saber si lo puede hacer (debido a las secuelas que le dejó su enfermedad) o se lo pasa por la peineta, como suelen hacer esa gentuza?

Puntuación 0
#1