elEconomista.es

Así ha sido la operación de pechos de Pipi Estrada: entramos en el quirófano

9:18 - 24/06/2019

Hemos acompañado a Pipi Estrada en una de las aventuras más importantes de su vida. El periodista deportivo se ha sometido a una operación quirúrgica para rejuvenecer su aspecto. Se ha extirpado las glándulas mamarias y se ha hecho una liposucción. Informalia ha estado con él en todo el proceso.

Eran las 7 de la madrugada cuando Pipi Estrada llegaba bastante intranquilo a las puertas del centro sanitario donde iba a ver cumplido su sueño. Aunque durmió a pierna suelta, tras doce horas sin comer, estaba francamente nervioso. Se había dejado el carné de identidad en casa, firmó donde no era en la autorización para la anestesia y mantuvo al final el tipo como mejor sabe hacerlo, echándole sentido del humor a las situaciones más complicadas.

Su doctor, Claudio Colombo, de la Clínica CEME nos explica las características de la intervención quirúrgica a la que se va a someter. Son muchos más de los que parecen los hombres que se someten a la misma intervención que van a realizar con Pipi. Pasadas las ocho José Manuel Estrada entra en el quirófano y tras ser anestesiado por el doctor Velázquez, uno de los mejores especialistas en su campo, comienza la intervención quirúgica. Sobre las 11. 30, sale dormido de la operación, y no será hasta las 13:00 cuando recupere la consciencia.

¿Cómo te encuentras?

Muy bien. No me he enterado de nada... Yo soy de las pocas personas que son capaces hasta de roncar cuando están anestesiadas. Me lo dijo un médico cuando me operaron de las dos hernias inguinales. 

¿En qué ha consistido la operación?

Ha sido una ginecomasta, una operación en la que te quitan la glándula mamaria. También me han quitado la grasa que tenía en el pechito y se me va a quedar todo liso, liso por completo. Entre la grasa de los flancos y el vientre y lo del pecho me han quitado dos kilos y medios de grasa.

El doctor Claudio Colombo, de la clínica CEME apunta que la operación ha durado casi tres horas porque Pipi tenía la grasa dura, propia de los deportistas. Este tipo de adiposidad tiene sus ventajas, al ofrecer un mejor aspecto que la grasa blanda, pero resulta más complicado de retirar. Ahora Pipi tendrá que llevar una faja corsé que le cubre todo el torso que no podrá quitarse en cuarenta días salvo para lavarse. Y durante cinco días tendrá que hacerlo como los gatos. Es imprescindible para evitar la flacidez. A partir de la sexta semana tendrá que caminar al menos 30 minutos diarios a un ritmo vigoroso, le recomienda la enfermera. El hecho de tener la piel muy hidratada le va a ayudar a que su cuerpo quede en perfectas condiciones. 

Leer también: Pipi Estrada se opera los pechos: "Se me han caído y no me gustan"

¿Se puede vivir sin glándula mamaria, Pipi?

Por supuesto, yo no tengo que dar de mamar a mis hijos. El hecho de tener una glándla mamaria con cierto volumen a partir de una edad es algo hereditario. Yo quería verme las tetillas pegada al pecho y de esta forma lo voy a conseguir. 

¿No podías haber  solucionado el tema de los casi tres kilos que te han quitado con dieta y deporte?

No del todo, pero es que además para eso hay que hacer mucho ejercicio y sufrir. Con el poco tiempo que tengo para ir al gimnasio habría tenido que dedicarle ocho meses y lo de la glándula mamaria sería un problema que aún estaría ahí. Solo se soluciona mediante operación.

¿Eres un hombre con complejos?

No, yo no tenía ningún complejo. Soy un tío muy apañado y físicamente no estoy mal. Me pongo un traje y lo luzco muy bien porque tengo buen percha, pero lo de las tetitas si me daba un poco de apuro. Te voy a contar un secreto. A veces incluso me ponía un esparadrapo en el pecho, como hacía Carmen Sevilla, pero ella en el cuello, para estirar la piel y que no se notara.

¿Vas a mantenerte en tu peso después de la operación?

Por supuesto, ahora voy a estar mucho más motivado. Tengo que llevar una buen alimentación y hacer una vida sana para no perder los resultado conseguidos.

¿No te da miedo convertirte en un adicto a las operaciones de cirugía estética como Kiko Matamoros?

Compararme con Kiko Matamoros es como comparar a una cucaracha con un elefante. Él es un tonto que no sabe de que va la vida y yo no me quiero convertir en una momia, quiero ser un ser humano decente que se encuentra bien. Y además, yo me he puesto en las mejores manos.

¿Lo has hecho para tener más éxito con las mujeres?

Yo nací ya con éxito con las mujeres y moriré con él. Cuando yo nací mi padre preguntó a la comadrona si había sido niño o niña y ella dijo: 'Ha sido un niño que va a tener mucho éxito con las mujeres, porque lo acabo de ver'.

Dispuesto a que te hagan otra foto como la del famoso piponazo tras haber pasado por chapa y pintura

Hombre lo de la ginecomastia no lo han visto, pero el piponazo ya lo vieron,y no es cuestión de humillar a la gente permanentemente. 

¿Cuándo estarás en óptimas condiciones?

En cinco días  de recuperación. Al principio estaré algo incómodo, porque llevo una malla con una tablilla y una faja para que la piel se adhiera al músculo. Es el sistema del Lipo Vaser para que no haya flácidez tras la intervención.

¿Te preocupa que te tachen de frívolo?

En absoluto, tener la autoestima alta no resta, sino suma. Por eso me lo he hecho, porque es importante cambiar de actitud, evolucionar, es saludable sentirse bien con uno mismo. Tenemos que cambiar nuestra mentalidad.

¿Alguna de tus novia o amigas se metieron con tus michelines o te dijeron que estabas gordito?

No, al revés. Me decían si acaso que solo me veían gordito de cintura para abajo. Yo sí me veo gordito de cintura para arriba, me sobran 4 ó 5 kilos. Mis amigas me dicen que no lo necesito pero yo no hago caso nunca a nadie. Soy un espíritu libre, un águila que vive en una jaula con la puerta abierta. 

¿Ha estado Myriam al tanto de tu operación?

Por supuesto, y es más, cuando le dije que me operaba me contestó que estaba deseando ver los resultados y a lo mejor se hace ella algo. ¿Si ha cogido algunos kilos? Ella está maravillosa siempre, con menos peso, con más peso. El que es guapo, es guapo, le pasa lo que a mí. 

¿En algún momento dudaste de operarte?

El doctor Colombo ha sido clave, me dio muchos ánimos y me tranquilizó, porque soy muy miedoso y me veía tal vez demasiado inquieto antes de tomar la decisión. Me dijo que estaba todo controlado con las pruebas que me hicieron para la anestesia.

¿Cómo es tu estado físico?

Las analíticas han reflejado que tengo el colesterol dentro de los límites, un poco alto, pero bien para mi edad. ¡Que tengo 62 años! El único fallo es la tensión, un poco alta. Yo me siento muy joven. Yo pienso que soy 'Pipi Pan', tengo el síndrome de Peter Pan. Esto que he hecho no ha sido la operación bikini, ha sido la operación pipini. El paso de los años es algo muy relativo. El viento es muy viento y sigue soplando, y yo tengo una ventaja, solo con reírme todo lo que me río, ya hago bastantes abdominales. Tengo la batalla contra el tiempo ganada.







Comentarios 0