elEconomista.es

Sandra Barneda, abanderada de las lesbianas: "Me costó darme cuenta de mi orientación sexual"

17/06/2019 - 14:01

La periodista Sandra Barneda se ha convertido en la nueva abanderada de las lesbianas, un título con el que está encantada: "Pero no me siento solo referente de las lesbianas, también de saber que no hay límites". Su carácter discreto y sus reticencias iniciales a vivir su relación con Nagore Robles de manera pública han dado paso a una de las historias de amor más mediáticas de Telecinco: "Nagore y yo estamos felices, cada día está más guapa".

La presentadora está a punto de celebrar su tercer aniversario con la tertuliana de Mediaset y se muestra orgullosa de ello: "Somos muy diferentes, como el ying y el yang. Cuando empezamos nadie apostaba por nosotras", ha dicho en QMD.

Lea también: Sandra Barneda, el azote de Vox: "Hemos parado a la absurda reconquista de la nada"

Barneda ha hablado abiertamente sobre su sexualidad, que hasta hace sólo tres años era todo un misterio: "Tardé mucho en darme cuenta de mi orientación sexual, pero nunca me he sentido incomprendida por eso". De hecho, ha afirmado rotunda: "Nunca me he escondido y tampoco me he inventado un novio. Lo mío se sabe desde que estoy con Nagore y mira que he estado con chicas más mediáticas".

Abanderada de las mujeres feministas, fuertes e independientes, se ha convertido en una nueva musa para la comunidad homosexual: "Hay machismo en todos lados, la sociedad sigue siendo machista. Las lesbianas tenemos la culpa por no saber construir la narrativa, algo estamos haciendo mal".







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.