Actualidad

La separación de bienes de Sergio Ramos y Pilar Rubio y otros secretos de su gran boda sevillana

Sergio Ramos y Pilar Rubio paralizaron Sevilla el sábado con su gran boda en la Catedral de la capital andaluza. Pero antes de subirse al altar y jurarse amor eterno, el futbolista del Real Madrid y la presentadora atendieron otros asuntos más terrenales. Uno de ellos, estampar su firma en un documento de separación de bienes.

Los novios han optado por mantener sus propias fortunas y negocios al margen de su relación, según cuenta La Razón. Así las cosas, el patrimonio familiar queda al resguardo de cualquier imprevisto que pudiera surgir. En este acuerdo no entra la vivienda de 1.400 metros cuadrados que se están construyendo en La Moraleja.

Los invitados, en la Catedral

Lea también - Luis Enrique y su grave problema familiar, centro de conversaciones en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio

Una vez rubricadas sus firmas en el documento de separación de bienes, llegó el momento de celebrar el enlace a lo grande. Y vaya sí lo hicieron: los recién casados se retiraron a las 10 de la mañana del domingo. El primero en hacerlo fue Ramos, que se marchó a descansar cuando se fue el último invitado de la finca La Alegría SR4, donde se celebró la impresionante fiesta. Pilar se juntó con su esposo media hora después.

Cabañas indias, una noria,...

Lea también - Sergio Ramos se limpia el carmín de la cara de Pilar Rubio tras el beso de casados

Así acabó Joaquín la fiesta...

La fiesta dio para mucho, pero no contó con la actuación de ADCD, como se esperaba. Fue Europe el grupo que amenizó la velada. Tampoco cantó Rosalía, según estaba previsto. Tal y como cuenta Look, la cantante catalana era la gran sorpresa de la noche y todo estaba preparado para su concierto. Sin embargo, a solo tres días de la boda, su representante contactó con la organización para declinar la oferta. Rosalía y su equipo consideraron que las condiciones del escenario no eran las óptimas para su show.

Zona de conciertos

La ausencia de Rosalía fue cubierta con otras voces, como la de Alejandro Sanz, que sorprendió a los novios con tres temas en vídeo a modo de disculpas por no poder acudir a su enlace. Las canciones fueron proyectadas para todos los invitados. Antonio Carmona también deleitó a los asistentes con su actuación, al igual que Niña Pastori, que cambió el Ave María que entonó en la catedral por un estilo más gamberro. La noche tuvo el broche de oro con el show del DJ Gianlucha Vachi y vivió su gran momento cuando los novios llegaron a sobre un dragón que se elevó sobre la finca a una altura considerable al ritmo de The Final Countdown, el éxito de Europe. Pilar, por cierto, lucía un mono rojo estilo Catwoman.

Amaneciendo en Sevilla

Lea también - Pilar Rubio sobre Sergio Ramos: "Se ha emocionado a ver a los tres minisergios conmigo"

La celebración se alargó hasta este domingo por la tarde. Y es que Sergio y Pilar guardaban una última sorpresa para sus invitados: prepararon una capea como guinda a su espectacular boda sevillana.

Un unicornio, el regalo para los invitados
comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

La separación de bienes en este matrimonio es coherente, él tiene mucho pero ella no anda descalza.....no como el bodorrio de la Esteban y el de la ambulancia, cuyo amor desinteresado nadie se traga....

Puntuación 2
#1
Corsi
A Favor
En Contra

En cuanto la fama del futbolista caiga en picado, a la mínima la trepa lo va a desplumar, je je je

Puntuación 2
#2