elEconomista.es

Morata se va de la casa asaltada en la que vive de alquiler y puede que no regrese

11/06/2019 - 12:02

El futbolista Álvaro Morata y su mujer, Alice Campello, todavía se recuperan del susto vivido este fin de semana, cuando unos encapuchados entraron armados en la casa en la que residían hasta ahora.

El jugador del Atlético de Madrid y su mujer vivían de alquiler en la mansión de situada en La Moraleja, uno de los barrios más caros y lujosos del norte de Madrid. Después de la terrible experiencia del atraco, con sus dos hijos de 11 meses en el interior, dejan esa casa, en principio para disfrutar de las vacaciones fuera Madrid. Se especula con que aprovechen el periodo estival para buscar otra residencia y que por tanto no vuelvan, no oslo por el susto del asalto, sino porque la casa está a la venta por 4 millones de euros.

Lea también: Alice Campello, mujer de Morata, habla tras el asalto a su casa: "Tendré miedo por mucho tiempo"

Álvaro Morata, que se encontraba en Islas Feroe con la Selección Española cuando ocurrió, se congratula dentro del susto de que sólo tengan que lamentar pérdidas materiales: sustrajeron joyas y otros enseres personales. "Esta es una de esas cosas que te hace darte cuenta de cuánto vale el amor y la vida. Saber que tienes a tus hijos en casa y pensar que pueden tocarlos o hacerles algo es realmente un sentimiento inexplicable. Creo que tendré miedo mucho tiempo", dijo ella este lunes.

Por su parte, Morata ha explicado que "son cosas que pasan, son personas que están preparadas para hacer esto, sí es verdad que no se lo deseo a nadie que entren con su familia en casa. Pero ya está, no puedo hacer nada más, todo lo que se hayan podido llevar es secundario cuando está la salud de por medio. Se acabó, capítulo cerrado y espero que no lo hagan más".

Ver esta publicación en Instagram

Family @alvaromorata

Una publicación compartida de Alice Campello-Morata (@alicecampello) el







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.