elEconomista.es

Manuel Valls, desatado con su novia y Carla Bruni en la fiesta de Naturhouse

9/06/2019 - 9:51

El ex primer ministro francés y concejal electo por el ayuntamiento de Barcelona trabaja incansablemente para coronar a Ada Colau como alcaldesa de la capital catalana y evitar así que el separatista de ERC Ernest Maragall mande en la Ciudad Condal. Pero a Manuel Valls le queda tiempo para juergas.

La primera fiesta del año en Marbella (en Estepona, en concreto) congregó este sábado una buena cantidad de caras famosas, joyas carísimas, música y gastronomía de varias estrellas Michelin.

Lea también: Manuel Valls: el braguetazo español del concejal tras su boda con Susana Gallardo

El hotel y spá Las Dunas, al borde del mar, en Estepona, recuperó a unos huéspedes muy especiales. Hace precisamente un año que se les vio en el este mismo hotel de lujo por primera vez.

Eran Manuel Valls, ex primer ministro francés y por entonces candidato a la alcaldía de Barcelona, apadrinado por Ciudadanos, y junto a él, Susana Gallardo, una multimillonaria catalana, recién divorciada de Alberto Palatchi, creador del imperio de moda nupcial, Pronovias.

La fiesta contó con la actuación estelar de Carla Bruni y la orquesta Chatanooga. Dress code: señores de blanco y ellas, trajes de fiesta espectaculares. Esta semana, Carla Bruni, modelo, ex primera dama de Francia, cantante y compositora, actuó en dos escenarios españoles bien distintos. En Barcelona, el miércoles 5 inauguró el Festival de Pedralbes. Y en Estepona actuó el sábado en esta gran fiesta privada en el hotel Las Dunas, donde su propietario, Félix Revuelta, dueño de Naturhouse, organizó una gala espectacular para celebrar el 70 cumpleaños de su esposa Luisa Rodríguez Maroto (abajo con su marido, en el escenario).

Si en Pedralbes Carla Bruni tuvo como espectadores a Susana Gallardo y Manuel Valls, en Las Dunas la italiana volvió a verles en una de las mesas cercanas al escenario, donde el ex primer ministro francés compartió mesa con Pedro J. Ramírez y su esposa Cruz Sánchez De Lara.

Gallardo y Valls, que acaban de anunciar boda para este otoño (con presencia estelar de la cantante Malú y Albert Rivera) se comportaron como dos enamorados a punto de pasar por el juzgado de paz. Mecidos por la voz ce Carla Bruni, bailaron a todo ritmo con la orquesta Chattanooga las vaporosas versiones de su French Touch, disco que recupera clásicos del pop y el rock en forma de susurro sofisticado, como solo la voz mullida de la ex primera dama puede reconvertir en piezas de la chanson francesa, exquisita y atemporal. 

Muchos medios habían anunciado que Nicolás Sarkozy estaría en Las Dunas para acompañar a su esposa, pero ni estaba ni se le esperaba. Al parecer ha tenido que pasar por el quirófano "por un problema en la cara", comentaron en el cocktail de bienvenida. Algunos daban por sentado que se trataba de una intervención de estética. Abajo, Manuel Valls, bailando con su Susana Gallardo, con vestido blanco y raya roja. 

También estaba prevista la presencia de Carmen Martínez-Bordiú, clienta habitual de Las Dunas. Sin embargo la nieta de Franco tenía otra cita ineludible, el bautizo de su sexto nieto, el pequeño Enrique de Jesús, de cuatro meses, cuarto hijo de Luis Alfonso de Borbón y su esposa Margarita Vargas .







Comentarios 0