elEconomista.es

Manuel Valls: el braguetazo español del concejal tras su boda con Susana Gallardo

5/06/2019 - 14:07

El candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, le dará el "sí, quiero" a su novia, la multimillonaria Susana Gallardo, empresaria con gran peso accionarial en laboratorio Almirall ex mujer de Alberto Palatchi, fundador de Pronovias

Lea también: Manuel Valls y Susana Gallardo pasean su amor por Madrid

Manuel y Susana se conocieron hace un año, durante unas vacaciones en Menorca. Lo suyo fue un flechazo y viajaron juntos a Marbella unos días después, donde comenzaron a circular las primeras fotografías de ambos en actitud cariñosa. Nunca han escondido su relación y es evidente que se trataba de algo más que un romance pasajero.

Este será el tercer matrimonio para Valls, de 56 años, que estuvo casado con la maestra francesa Nathalie Soulié (madre de sus cuatro hijos) y con la violinista también de origen galo Anne Gravoin. Por su parte, Gallardo, de 54, se divorció hace dos años de Albert Palatchi, ex dueño de Pronovias y padre de sus tres hijos. 

Susana Gallardo ha acompañado a menudo a su prometido en su campaña por la alcaldía de Barcelona, con lo cual se puede decir que en esta relación que acabará en boda caben amor, dinero y política, ingredientes que, juntos, pueden afear la imagen de un concejal del ayuntamiento de Barcelona limpio, honesto y respetable, como dicen que es en las distancias cortas el francés.

Hubo escépticos y descreídos que se apresuraron a conra que el primer ministro francés estaba de tournée entre Menorca y Marbella buscando dinero para financiar su futuro político, mientras que otros creyeron desde el principio en que había caído rendido ante los encantos (no materiales) de la multimillonaria Susana Garllardo. ¿O se trataba de ambas cosas?

El pasado verano, cuando aún no se había formalizado siquiera la candidatura de Valls a la alcaldía de la Ciudad Condal, la accionista mayoritaria de los Laboratorios Almirall y Manuel Valls (nacido en Barcelona y educado en Francia), ya habían sido vistos en Menorca, donde ella tiene una de las mejores casas de la isla. Y también habían paseado por Marbella. El ex ministro socialista de Hollande y la empresaria comieron en el restaurante El Ancla, del que también son fans personajes tan conocidos como Paula Echevarría y Miguel Torres, Aznar y Ana Botella o Cospedal y su marido. A Manuel y a Susana les acompañaban entonces Luisa y Félix Revuelta (Naturhouse), verdaderos cómplices de este romance que ya tiene fecha de boda puesta y a la que por cierto orán al perecer Albert Rivera, medio compañero político de Valls, y la cantante Malú. 

(arriba, la violinista Anne Gravoin y Valls junto a Felipe y Letizia, en una imagen de archivo.). 

No obstante, y aunque el amor es ciego, hay que recordar que Manule Valls es muy enamoradizo, y que ha cambiado más veces de mujer que de opción política.

Si nos asomamos al otro lado de los Prineos, tenemos a la diputada francesa Olivia Grégoire, tercera compañera sentimental de Manuel Valls, tras dos matrimonios fallidos. Dicen que se enteró por la prensa de que Manuel estaba con otra... 

El ex primer ministro anunció su ruptura con su segunda esposa, Anne Gravoin, en abril de 2018, luego se comprometió públicamente con Gregoire, y cuatro meses más tarde protagonizaba una gira por España junto a la persona que se convertirá en su esposa. Susana Gallardo es inmensamente rica y además de amor, del que nadie duda, puede prestarle mucho apoyo empresarial. Las fotos de Valls y Gallardo en Menorca o Marbella despertado en París todo tipo de comentarios.

La ex de Manuel Valls, Olivia Grégoire (40 años), es una diputada influyente del partido de Emmanuel Macron. Valls, que cumplió 57 años el pasado día 13, tiene cuatro hijos de su primera esposa (Nathalie Soulié), que residen en París. Allí vive y trabaja también su segunda esposa, la violinista Anne Gravoin, a la que abandonó para anunciar en horas su relación con Olivia Grégoire, antes de comprometerse con Susana Galardo. 

Mientras, el ex marido de Gallardo, Alberto Palatchi (Pronovias), ha encontrado al nuevo amor de su vida en Zita Serrrano-Súñer, prima de Carmen Martínez-Bordiú y el resto de sus hermanos, nieta del que fue cuñado y ministro de Asuntos Exteriores de Franco, Ramón Serrano Súñer, hasta que su relación adúltera con Sonsoles de Icaza, marquesa de Llanzol, hizo temblar los muros del palacio de El Pardo.

El divorcio de Alberto Palatchi y Susana Gallardo en 2016 fue uno de los más sonados y sorprendentes de los últimos años. El dueño de Pronovias, empresa líder de moda nupcial y uno de los hombres más ricos de España, se separaba después de 30 años de matrimonio y tres hijos en común, de Susana Gallardo, accionista mayoritaria de los Laboratorios Almirall, un imperio farmaceútico que la acredita como una de las mujeres con más fortuna y más influyentes de Cataluña. Siempre se ha comentado en la Ciudad Condal que Gallardo era mucho más rica que su marido.

Después de vender Pronovias por 550 millones de euros, aunque sigue como accionista de un 10% de la empresa, Palatchi se dedicó a disfrutar de la vida después de haberse entregado en cuerpo y alma a situar a Pronovias entre las empresas textiles más importantes del mundo. Palatchi se compró un super ático de 800 metros, el más caro de Madrid, por el que pagó 14 millones de euros, como adelantó en exclusiva Informalia y se echó una novia guapísima, Mónica Gómez Cuétara, hermana de Silvia, la viuda de Luis García Cereceda, el creador de la urbanización La Finca. La relación duró apenas unos meses. Mónica trabaja y vive parte del año en Miami, la distancia complicaba las cosas.

Alberto Palatchi no formaliza su relación pero su ex Susana Gallardo sí rehace su vidas sentimental, con un personaje aún más  famoso como ella misma, aunque no tan rico. El apuesto Manuel Valls es ahora un concejal del ayuntamiento de Barcelona y nada mejor que una esposa catalana, influyente y multimillonaria para mantener a flote y quizás desarrollar su carrera política en España. 

Susana Gallardo Torrededía (Barcelona, 1964) es hija de Antonio Gallardo Ballart, uno de los principales accionistas, junto a su hermano Jorge, de la compañía farmacéutica Almirall. La revista Forbes atribuye a cada uno de los hermanos sendas fortunas de unos 1.200 millones de euros. Fue consejera de CaixaBank y Abertis, líder mundial en la gestión de autopistas y está vinculada a la gestión directa de más de veinte sociedades. Esta licenciada en Política y Economía por la Oxford Brookes University (Reino Unido), le gusta ir a la moda,  y es habitual de eventos sociales de nivel. Frecuenta el Teatro del Liceu.

Valls y Gallardo están en contra del procés sin fisuras y fue de las que denunció el día del referéndum ilegal de 1 de octubre que hubo personas que votaron varias veces, aunque ella al final solo depositó su papeleta en un centro, y fue en contra de la independencia. La prometida de Valls apareció en un vídeo exhibiendo su españolismo: "Somos mucha gente y no nos tenemos que esconder", repetía. Paris Match la defició como "rica heredera" cuando se descubrió su noviazgo con el ex primer ministro y hombre fuerte de François Hollande.

Susana tiene tres hijos con su ex marido Alberto Palatchi, el fundador de Pronovias: Alberto, Marta y Gabriel. El divorcio (tras la venta del imperio Pronovias por 550 millones de euros) fue el centro de los comentarios de la alta sociedad catalana por la fortuna que estaba en juego. Palatchi retuvo la propiedad del domicilio conyugal, cerca del paseo de la Bonanova, y ella se quedó con la casa de Menorca, donde la vimos con Valls al inicio de su relación. Susana para allí buena parte de los veranos, y suele ser anfitriona de fiestas y cenas de sociedad.







Comentarios 0