Actualidad

Begoña Gómez se impone como estrella máxima en una noche repleta de celebridades

Georgina Rodríguez, pareja de Cristiano Ronaldo, era la invitada estrella en la gala solidaria contra el cáncer organizada por la revista Elle, pero Begoña Gómez le robó todo el protagonismo.

Casi un centenar de famosos de primer orden asistieron a la cena de gala organizada en el Hotel Intercontinental de Madrid. Georgina Rodríguez era la invitada en principio más esperada por los fotógrafos, pero la consorte del Presidente de Gobierno, acaparó tantos flashazos como ella.

Georgina no quiso hablar para la prensa. Solo al final de la cena comentó a Informalia que el traje color chocolate que habían elegido para ella los estilistas de Elle le parecía muy adecuado, y que había disfrutado mucho con las actuaciones de los artistas.

La beldad jacetana de 25 años exhibió bajo un vestido de amplia abertura lateral unas piernas como columnas de hierro e insinuó bajo la tela de su vestido unos poderosos glúteos, más prietos que una bolsa de balines, que harían palidecer de envidia a las Kardashians.

Leer también: Georgina Rodríguez deslumbra en Cannes con la mítica joya del Titanic

Nada que ver con el look estilizado y la elegante sensualidad de la otra invitada más importante de la noche, Mónica Bellucci, acompañada de Nicola, su joven novio, un pibonazo de largas melenas que llamó tanto la atención como su pareja.

Ambos confesaron a Informalia que son forofos del Real Madrid. Nicola definió a Monica como una mujer muy sencilla con quien es muy fácil convivir, y nos contó que cocina muy bien.

Tanto Monica como Begoña Gomez aplaudieron a rabiar la actuación de India Martínez, e incluso la de Miguel Poveda, forofo de Albert Rivera, rival de Pedro Sánchez en las últimas elecciones generales.

A la bellísima cantante le salió un admirador inesperado que le mandó mensajes vía Instagram durante la cena, el actor de CSI Las Vegas, Gary Dourdan, el guapo menos discutido de la noche.

A destacar la presencia de Alvaro Morata y Alice Campello. El jugador rojiblanco evitó por todos los medios que le preguntaran por la crisis que vive el Real Madrid, donde militó hace tiempo. Su bellísima esposa, una influencer de fama mundial, lo protegía como si fuera su guardaespaldas.

Entre los asistentes, Pedro Jota Ramirez y su esposa, Cruz Sánchez de Lara, con un original peinado y un traje de Adolfo Domínguez.

El traje era bónito pero muy púdico: manga larga, nada de escote... Contrastó con el que eligió Jana Pérez, Camila Reyes en la serie Fariña, una gran actriz catalana que bordó el papel de amante y esposa panameña de Sito Miñanco. Tiene muy poco en común con su personaje, aunque lo de "mujer fatal" no le molesta demasiado: "Hay que serlo de vez en cuando, si no, te comen". Las transparencias de su vestido eran tremendas, pero aseguró a Informalia, por si quedaba alguna duda: "Yo siempre llevo ropa interior".

Genoveva Casanova, víctima del bótox y el ácido hialurónico

Genoveva Casanova vestía en los mismos tonos que Georgina, pero nadie reparó en su vestido,y sí en el destrozó que se ha hecho en la cara. Le han dejado  los ojos descuadrados y la boca con un perfil irregular. Debería hablar con Letizia para acudir al mismo dermatólogo que trata a la reina, mucho más efectivo, evidentemente, que el suyo. 

Nada que objetar al look de Paula Echevarría, quien realizó una encendida defensa de Amancio Ortega y la donación que hizo para la lucha contra el cáncer, muy criticada por Podemos.

Patricia Conde: "Estoy enamorada"

Patricia Conde nos contó que acaba de conocer a alguien de quien se ha enamorado. Acaba de presentar nuevo programa en Movistar, y aunque no quiso hablar de su ex marido, sí habló de su hijo, a quien adora. La presentadora llevaba un elegante vestido de encaje transparente.

Rossy de Palma fue la presentadora de la gala, en la que actuó su hija Luna. La actriz mallorquina se indignó cuando le preguntamos sobre los rumores acerca de un hipotético pique de Pedro Almodóvar con Antonio Banderas porque  hayan premiado en Cannes al malagueño y no al manchego. Estas fueron las palabras de Rossy, vestida de Victoria Bechkam: "Cómo os gusta meter el dedo: es una tontería, no podían dársela a los dos, eso es lo que ha ocurrido ". Fue tal el rebote que dio credibilidad a los rumores. Su hija Luna cantó en la gala y lo hizo muy bien. También cantó Dora, la hija de Bimba Bosé.

Mar Saura ha acudido al evento con un flamante vestido diseñado por Isabel Sanchís. Se trata de un vestido largo con diseño de larga cola y de espalda al aire que incluye detalles en pedrería en el escote y en los bolsillos.

El blanco continúa siendo el color protagonista de esta gala. Ariadne Artiles ha lucido un elegante vestido de crochet blanco con un increíble escotazo que casi llega hasta el ombligo. El diseño, también de cola, lo ha combinado con unos pendientes largos de color azul.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin