elEconomista.es

Mario Conde celebra su victoria judicial recordando a su mujer fallecida: "Me enviará una sonrisa desde el cielo"

30/05/2019 - 14:51

Mario Conde (70) ha expresado su alegría en las redes sociales después de que la Audiencia Nacional haya archivado por inexistencia de delito la acusación de blanqueo de capitales y organización para delinquir que pesaba sobre él y sus dos hijos desde hace más de 20 años.

El ex presidente de Banesto ha publicado una imagen en Instagram junto a sus dos hijos, dando las gracias a todos los que le han apoyado en esta dura batalla, en especial, a su primera mujer, la fallecida Lourdes Arroyo: "La Audiencia Nacional ha archivado definitivamente las causa penal abierta contra mis hijos y yo. 25 años de mi vida… Resistiendo sin arrendar, ceder, vender o hipotecar ni una micra de dignidad. Mi primer pensamiento hoy es para mi mujer, Lourdes, que desde ese lugar al que llaman cielo me enviará una sonrisa cargada de un amor limpio, sincero, profundo, sin fisuras, el que me dio mientras estuvo conmigo en esta dimensión terrena", comienza la extensa carta de Conde.

Ver esta publicación en Instagram

La Audiencia Nacional ha archivado definitivamente las causa penal abierta contra mis hijos y yo. 25 años de mi vida…Resistiendo sin arrendar, ceder, vender o hipotecar ni una micra de dignidad. Mi primer pensamiento hoy es para mi mujer, Lourdes, que desde ese lugar al que llaman cielo me enviará una sonrisa cargada de un amor limpio, sincero, profundo, sin fisuras, el que me dio mientras estuvo conmigo en esta dimensión terrena. Y mis dos hijos, Mario y Alejandra, ejemplos vivos de amor y lealtad a su padre y a la memoria de su madre. Y mis colaboradores mas directos, Paloma, Cristina, que conmigo sufrieron sin transformar el sufrimiento en queja, protesta, duda o vacilación. Mi abogado fallecido Ignacio Peláez, mi letrado y amigo vivo, Manuel Santaella. Y mis queridos amigos, leales, firmes, seguros, convencidos de mente, de acto, de palabra y de conducta. Cesar, Ivan, Fernando, Jaime, Gabriel, Guadalupe, María, Eustaquio….Y mis guardias, los que por deber de obediencia me custodiaron, ese ejemplar cuerpo que es la Guardia Civil, a la que debo el agradecimiento por un trato en el que sin relajar la disciplina ni un miligramo, me demostraron una humanidad y un buen hacer digno de un colectivo cuya misiva es esta palabra sagrada: el honor. Y a la Justicia, que después de haberme provocado —por obra y gracia de algunos— tanto daño y dolor, al final ha demostrado por obras de personas honorables, que cumple su verdadera misión: alcanzar lo justo. Y a todos vosotros que me habeis acompañado con vuestro cariño sincero en estos largos años. Y con quien he compartido mucha parte de mi vida en este tiempo de espera, Pilar. Lo que me queda de vida, Dios mediante, es menos que los años que me obligaron a vivir soportando la prisión, el dolor y la mentira, hija predilecta de la miserable envidia. Pero si mi comportamiento sirve de ejemplo de que no vendamos dignidad ante la injusticia ni marginemos el Derecho en el altar de la arbitrarieredad, bendito seas sufrimiento.

Una publicación compartida de Mario Conde (@marioconde2016) el

El ex banquero traslada el agradecimiento a sus hijos: "Y mis dos hijos, Mario y Alejandra, ejemplos vivos de amor y lealtad a su padre y a la memoria de su madre", y otros de sus colaboradores: "Y mis colaboradores mas directos, Paloma, Cristina, que conmigo sufrieron sin transformar el sufrimiento en queja, protesta, duda o vacilación. Mi abogado fallecido Ignacio Peláez, mi letrado y amigo vivo, Manuel Santaella", continúa la misiva.

Lea también - Mario Conde, entre sevillanas y rebujitos en la Feria de Abril

El empresario tampoco se olvida de sus amigos: "Y mis queridos amigos, leales, firmes, seguros, convencidos de mente, de acto, de palabra y de conducta. Cesar, Ivan, Fernando, Jaime, Gabriel, Guadalupe, María, Eustaquio…", escribe Mario Conde, que agradece el trato recibido por los cuerpos de seguridad durante su estancia en prisión: "Y mis guardias, los que por deber de obediencia me custodiaron, ese ejemplar cuerpo que es la Guardia Civil, a la que debo el agradecimiento por un trato en el que sin relajar la disciplina ni un miligramo, me demostraron una humanidad y un buen hacer digno de un colectivo cuya misiva es esta palabra sagrada: el honor".

Ver esta publicación en Instagram

Mi cumpleanos

Una publicación compartida de Mario Conde (@marioconde2016) el

Antes de terminar su escrito, Conde ha tenido unas palabras para la justicia: "Y a la Justicia, que después de haberme provocado —por obra y gracia de algunos— tanto daño y dolor, al final ha demostrado por obras de personas honorables, que cumple su verdadera misión: alcanzar lo justo".

Lea también - Publican que Mario Conde estaría a un paso de casarse por tercera vez a sus 70 años

Por último, el ex banquero se ha acordado de todos los que le dan ánimo y apoyo a diario y, sobre todo, de su novia y quién sabe si próxima esposa, Pilar Martín: "Y a todos vosotros que me habéis acompañado con vuestro cariño sincero en estos largos años. Y con quien he compartido mucha parte de mi vida en este tiempo de espera, Pilar. Lo que me queda de vida, Dios mediante, es menos que los años que me obligaron a vivir soportando la prisión, el dolor y la mentira, hija predilecta de la miserable envidia. Pero si mi comportamiento sirve de ejemplo de que no vendamos dignidad ante la injusticia ni marginemos el Derecho en el altar de la arbitrariedad, bendito seas sufrimiento", finaliza.

Ver esta publicación en Instagram

Una de las características de este mundo en el que nos toca vivir consiste en que ser buena gente no cotiza al alza. Se miden a las personas por otros atributos para mí menores, como origen, patrimonio, posición social,y otras de idéntica genética. A lo largo de mi vida, azarosa y dificil donde las haya, he encontrado pocas personas que valoren la limpieza de corazón, la bondad y el deseo de ayudar a los demás. Y, curiosamente, son católicos, o eso dicen, pero se deben de olvidar de la máxima que reza "los limpios de corazón verán a Dios". O como dicen los cistercienses: "un corazón endurecido no verá a Dios". Por ello de vez en cuando viene bien leer Provervios y Salmos. Por ejemplo Provervios 4"23: "Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida" O este otro Provervios 27:19 "En el agua se refleja tu rostro. En el corazón se refleja la persona" y la sentencia de Jeremias 29:13 "Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón". Cuando determinados medios se dedican a resaltar lo accesorio, quienes tenemos experiencia de lo fundamental cumplimos con el deber moral —con sumo gusto— de destacarlo.Obviamente no es el unico atributo, pero para mí el de mayor importancia como persona. Y asi lo digo

Una publicación compartida de Mario Conde (@marioconde2016) el







Comentarios 0