Actualidad

Sonsoles Espinosa, mujer de Zapatero, reniega de su peinado renacentista tras las críticas

El perfil de Begoña Gómez, Primera Dama en funciones, es discreto, pero no tanto como Viri Fernández Balboa, cuyas apariciones públicas en seis años y medio de reinado fueron contadas.

La señora de Rajoy apenas estuvo en actos insoslayables y en algún balcón cuando hubo que celebrar. Si rebobinamos más nos encontramos en Moncloa a Sonsoles Espinosa, la mujer de José Luis Rodríguez Zapatero, una Primera Dama que ejerció su papel, no sin ciertas polémicas, durante los ocho años que su marido presidió el Consejo de Ministros, aunque sin llegar a los números circenses de Ana Botella, verdadera estrella monclovita, capaz de casar a una hija en El Escorial.

Lea también: La tremenda bronca de Felipe VI a Pedro Sánchez en la capilla ardiente de Rubalcaba

Sonsoles fue durante aquellas dos legislaturas una de las mujeres más observadas de España, por detrás de doña Letizia, por supuesto, y de sus hijas, cuyos disfraces de góticas en la Casa Blanca posando con los Obama y con sus padres pasarán a la historia de los despropósitos y la burla internacional como el Ecce Homo de Borja. Pero, tras la caída de Zapatero, se esfumó a nivel mediático.

Fue el pasado 12 de mayo, durante la capilla ardiente de Alfredo Pérez Rubalcaba, cuando la cantante leonesa regresó a nuestras vidas. Sonsoles fue, seguro que sin pretenderlo, una de las protagonistas de la triste jornada, debido a su look, entre el doctor Spok y la sota de bastos, es decir, una corta melena por encima de las orejas acompañada de un flequillo recto que la convirtió en líder indiscutible de los memes en las redes sociales.

Lea también: Sonsoles Espinosa, esposa de Zapatero, desata las burlas con su nuevo corte de pelo

Pero si las niñas de Zapatero rectificaron cuando se les pasó la edad de pavo, su madre ha hecho lo mismo. Ignoramos si tanta befa y mofa hizo mella en Sonsoles, o simplemente le ha dado por cambiar de peinado, pero lo cierto es que reapareció el pasado sábado durante esa importante boda en Gerona, de la que nos hicimos eco en primicia con un nuevo estilismo.

Lea también: ¿Qué fue de las hijas de Zapatero?

Como vemos en la imagen, la mujer de Zapatero luce nuevo peinado, mucho mejor que el famoso de la capilla ardiente de Rubalcaba, y comparte mesa con su marido, con la periodista independentista Pilar Rahola, con Pedro J. Ramírez (de espaldas), y con su mujer, la abogada Cruz Sánchez de Lara.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ASCO
A Favor
En Contra

LA CARA ES EL ESPEJO DEL ALMA

Puntuación 0
#1