elEconomista.es

La jubilación dorada de Theresa May: críquet, paseos y Cara Delevigne

24/05/2019 - 13:22

Hay vida después del Brexit y la primera ministra británica, Theresa May va a descubrirlo muy pronto. El próximo 7 de junio será su último día en activo y después podrá disfrutar, a sus 62 años, de sus pasiones: la televisión, el críquet y Cara Delevigne.

Theresa May ha anunciado su dimisión este viernes tras su tercer fracaso por intentar llegar a un acuerdo que diera vía libre al Brexit: "Ha sido un honor y he hecho todo lo que he podido", ha dicho entre lágrimas. A partir del próximo 7 de junio, último día de su cargo, su vida dará un cambio radical y de lo más apetecible. A sus 62 años, May dispondrá de tiempo suficiente para dedicárselo a su marido Philip, un gerente de inversión británico que también está a punto de jubilarse, y su gato Larry. 

Lea también: Hugh Grant, el azote de Theresa May: ayuda a conseguir un millón de firmas contra el Brexit

La pareja no pudo tener hijos, pero llenan su tiempo con la religión (ambos son devotos anglicanos practicantes) y la beneficencia, pues están muy implicados en Unicef y organizan a menudo mercadillos solidarios y subastas para recaudar fondos para los niños.

Además, a Theresa May y su marido les encanta pasear y ver la televisión, especialmente las series, y hay una que les vuelve locos: NCIS. Lo confesó la propia política, desvelando que podían ver una sola temporada (y son 16) de una sola sentada.

Pero si hay algo que le chifla a Theresa es Cara Delevigne, la modelo británica cuyo estilo ha tratado de copiar en multitud de ocasiones.

Los estilismos de May son casi tan famosos como sus discursos y está considerada una de las políticas más chic del momento. Siempre impecable, le gusta mezclar trajes sobrios con complementos llamativos y atrevidos, al más puro estilo de su compatriota Delevingne, y eso que ella prometió pasar desapercibida en su campaña política: "Soy Theresa May y creo que soy la mejor persona para dirigir este país. No soy una política vistosa. No hago tours por las televisiones. No cotilleo sobre la gente en almuerzos. No bebo en los bares del Parlamento. Simplemente hago el trabajo que tengo delante".







Comentarios 0