elEconomista.es

Carla Bruni, sublime sobre la alfombra roja de Cannes con vestido asimétrico de Celine

15/05/2019 - 21:33

Hace ya décadas que las alfombras rojas perdieron el misterio para la italiana Carla Bruni, top ya en los  80 junto a diosas de la belleza como Naomi Campbell o Claudia Schiffer.

Con los años, la ex Primera Dama francesa se ha convertido en una cantante de éxito gracias a su voz angelical y su fabulosa popularidad no solo en el país vecino. La esposa del ex presidente de la República Nicolas Sarkozy cuenta con un currículo amoroso que incluye desde Mick Jagger a Eric Clapton, y hasta se le atribuyó un romance con el actual mandatario norteamericano, Donald Trump, que ella siempre negó. Pero ahora lleva una vida estable con el ex presidente francés. Eso sí, Carla ocupó titulares hace días porque Aurélien Enthoven, el hijo que tuvo con el filósofo Raphaël Enthoven, ha comenzado a militar en la Unión Popular Republicana de François Asselineau, un grupo de extrema derecha ultranacionalista, del cual reniega su madre. Pero Carla Bruni es capaz de borrar cualquier escándalo con un simple paseo por la alfombra roja. Y si es en Cannes, mucho mejor.

Además de Aurélien, que ya es mayor de edad, la modelo, cantante y actriz nacida en Turín es madre de la pequeña Giulia, de 8 años, fruto de su unión con Sarkozy.

Lea también: Carla Bruni reniega de su hijo, militante de la ultraderecha francesa

Pero a la Carla Bruni puede presumir de haber conservado una figura de ensueño tal y como hemos visto en la alfombra roja este miércoles 15 de mayo en la segunda jornada del 72º Festival de Cannes.

La ex Primera Dama lució un vestido asimétrico sublime de color azul celeste, de Celine, nos bendijo con su sonrisa, y sedujo a todo el mundo en la Croisette. Carla Bruni completó su estilismo con joyas de Bulgari, firma de la que es su embajadora.

Por la noche asistió a la cena que Dior organizó en el restaurante Fred L'Écailler, donde lo pasó en grande con la jovencísima Bella Hadid y nuestro querido Pedro Almodóvar, como vemos en las imágenes. El director manchego, que compite en esta edición de Cannes con Dolor y Gloria, su último filme, estuvo muy animado toda la velada. Abajo le vemos conversando con  Monica Bellucci en compañía de su actual novio, Nicolas Lefebvre.

Pronto sabremos si España logra por fin la Palma de Oro que solo ha conseguido Luis Buñuel en 72 años de festival. De hecho, es uno de los pocos premios que le faltan a Pedro Almodóvar. Entre las bazas a favor de la cinta la cinta protagonizada por Antonio Banderas, Leornardo Sbaraglia, Penélope Cruz y Asier Etxeandia podemos apuntar el hecho de que se trata de una historia autobiográfica, además del el amor incondicional del cine francés hacia nuestro aclamado director, cuyo talento siempre ha sido especialmente admirado en Cannes. La película se proyecta este mismo viernes, que será cuando conozcamos al menos la acogida de la critica gala. En España fue bien recibida y está funcionando en taquilla.  Los expertos afirman que cuenta con verdaderas posibilidades de ganar. 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.