elEconomista.es

Rosalía se embolsa casi un millón de euros por colaborar con Amancio Ortega

13/05/2019 - 17:25

La cantante Rosalía, que acaba de lanzar su segunda colección de ropa con la firma Pull&Bear, una de las que pertenecen al gigante textil de Amancio Ortega, Inditex, ha cobrado una cifra astronómica por sus servicios: casi un millón de euros.

Se trata de una de las campañas publicitarias más caras que ha llevado a cabo Inditex, según afirma El Español, pero desde luego vale la pena porque todo lo que toca Rosalía lo convierte en oro. De hecho, esta es la segunda colaboración entre la intérprete de Malamente y Pull&Bear, y eso significa que la primera fue muy rentable para la empresa de Amancio Ortega.

Lea también: Rosalía lanza su segunda colección con Pull&Bear

Además de prestar su imagen a la firma, Rosalía también tiene que publicitar las prendas a través de Instagram, tanto de publicaciones fijas como de Stories, que duran 24 horas en la red. Eso sí, la artista retocó una cláusula al contrato en la que aceptaba presentar el lanzamiento de la firma ante los medios de comunicación pero rechazaba atender a los periodistas, pues no quiere conceder entrevistas.

La colección de Rosalía para Pull&Bear incluye un total de 37 artículos relacionados con la imagen y estilo de la cantante entre los que destacan el vaquero, las plataformas, los tops y los monos, todos con colores flúor amarillos y rosas o estampados florales.

Rosalía está pasando por uno de sus mejores momentos profesionales. La catalana ha cantado en el famoso festival musical de Coachella, ha colaborado con Pedro Almodóvar en su última película, Dolor y Gloria, y está colaborando con artistas internacionales como J. Balvin, cuya canción Con Altura ya es todo un éxito en las plataformas musicales.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.