elEconomista.es

Amancio Ortega y su hija Marta: sabemos lo que comen a diario y cuánto pagan

10/05/2019 - 11:18

Amancio Ortega es el primer español en la lista Forbes, donde ocupa el sexto puesto con una fortuna de 62.700 millones de dólares (55.499 millones de euros). O sea, puede desayunar, cenar y comer en donde le parezca. De hecho, no es extraño verle de vez en cuando en establecimientos privilegiados de la zona de Oleiros, donde vive, como el que aparece abajo, Manda Truco, donde cae algún percebe o un arroz con bogavante, o El Refugio, donde puede degustar por ejemplo manjares oceánicos como la lubina (servida con patata chafada y trigueros)o las cocochas de merluza al pil pil, o el salpicón de bogavante o el carpacho de Lamprea, y todo ello bañado con vinos de la mejor bodega de la región.

Pero normalmente no come eso. Aun siendo tan fabulosamente rico, Amancio, igual que su hija Marta y otros muchos directivos de Inditex, comen a diario en Arteixo, en la propia fábrica, como el resto de los empleados, tal y como hemos podido comprobar. 

Lea también: Amancio Ortega: así fue el día más feliz del hombre más rico de España

El gigante gallego impulsa los menús variados, ricos y sanos para sus trabajadores en su comedores laborales slow food, en Arteixo. Y allí se puede ver a Amancio Ortega compartiendo mesa con los trabajadores, que pagan por un menú cofinanciado por la empresa entre 0,15 y 3,80 euros, dependiendo de su tramo salarial. Y es que resulta que en la sede central de donde sale la mayor parte de la producción del gigante textil se come muy bien, y encima por menos de 4 euros y con calidad: hablamos de menús elaborados con productos locales (y estamos en Galicia), de temporada, naturales, sin procesados y ecológicos 100 %.

De hecho, desde este mes de mayo, y hasta noviembre, cuando la temporada en la que la huerta gallega es más prolífica, el grado de implantación del producto local ya alcanza una media anual de entre el 70 % y el 90 %, según fuentes de Inditex.

La primera empresa del IBEX se ha tomado muy en serio la alimentación de sus trabajadores, y qué mejor modo de demostrarlo que sentando en sus comedores al fundador, a su hija, al mismísimo presidente y a los directivos. Pero no se trata de ningún sacrifico: es que comen divinamente.

Loas acuerdos con productores ecológicos a los que han llegado les proporcionan las mejores materias primas: verduras de todo tipo como lechugas, espinacas o rúcula, tomates, calabazas, berenjenas, puerros, pepinos o patatas de proveedores cercanos y habituales se combinan con el mejor cerdo gallego (carne de porco celta, considerado el pata negra gallego,) y otras razas autóctonas. También comen hamburguesas y croquetas, pero siempre elaboradas con lo mejor de la tierra.

Por supuesto, los proveedores que surten al gigante están encantados con esta política de Inditex. Uno de ellos, preguntado al respecto por una periodista de La Voz de Galicia, describe en una frase el grado de satisfacción de trabajar para la primera empresa de España: "A pena é que non exista un Inditex en cada concello".







Comentarios 1

#1
11-05-2019 / 12:34
navegante las herencias deben de ser para los herederos y no para el gobierno de turno
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Gran empresario y mejor persona, hay que quitarse el sombrero ante este señor que lo único que hace es trabajar y crear riqueza.