elEconomista.es

Pilar Goya, viuda de Rubalcaba, ante el momento más duro tras la muerte de su marido

15:36 - 10/05/2019

El ex vicepresidente del Gobierno Alfredo Pérez Rubalcaba ha muerto este viernes a consecuencia del ictus sufrido este miércoles. El ex vicepresidente ha fallecido en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid), donde fue ingresado en estado grave el pasado miércoles. El que fuera 'número dos' del Gobierno de Zapatero no tenía hijos. Estaba casado desde hace 40 años con la discretísima Pilar Goya, una eminente y reconocida científica a la que conoció en la facultad cuando ambos estudiaban la carrera de químicas. Pilar es una experta en el dolor y escribió un libro así titulado, El Dolor, pero nadie es experto en el otro, el que se siente por los seres queridos que sufren o se van. (Arriba, Alfredo Pérez Rubalcaba y su mujer, el pasado 2 de noviembre, cuando acudieron juntos al funeral del actor Álvaro de Luna)

Hace ahora casi 20 años, tres de los cuatro hermanos de Pilar murieron por distintas causas con apenas unos meses de diferencia. La tragedia afectó de tal modo al matrimonio que Rubalcaba pensó entonces en dejar la política para estar cerca de su mujer. De hecho el matrimonio, que no tenía hijos, acogió entonces a dos sobrinos. 

Lea también: Rubalcaba saluda desde Asturias

Unidos por la química

A Pilar Goya Laza y a Alfredo les unió la química y solo la muerte de Alfredo ha podido separarles. Se conocieron a principios de la década cuando ambos coincidieron en la Facultad de Químicas de la Complutense. La familia de Pilar también era acomodada, como la de Rubalcaba, y aunque nació en Álava, vivía en la Milla de Oro de Madrid, en pleno barrio de Salamanca, como el que estaba destinado a ser su compañero en la vida. Ella es doctora en Ciencias Químicas, profesora de investigación en el CSIC, ha sido vicepresidenta de la Real Sociedad Española de Química, directora del Instituto de Química Médica y vicepresidenta de la ONG Save the children. La viuda del ex vicepresidente del Gobierno y su marido se conocieron en la universidad, se casaron hace 40 años y siguen juntos. Tras licenciarse, Goya marchó a Alemania con una beca y regresó en 1979 para casarse con el hombre de su vida. De la pandilla de entonces mantienen contacto con el ex presidente del Consejo Superior de Deportes, Jaime Lissavetky, y su mujer. Químicos los dos también, han compartido veraneos en Llanes, donde Alfredo y Pilar repiten descanso desde hace más de 30 años.

Durante la larga carrera política de su marido en el PSOE, Pilar nunca fue mujer de mucho aspaviento social. Todo lo contrario, guardaba su vida privada lejos del alcance de los focos: no solía participar en los constantes eventos que requerían la presencia de su marido, ni se les veía casi nunca juntos, ni mucho menos de la mano, aunque en ocasiones no pudieron evitar el contacto y el abrazo en presencia de cámaras.

Pilar Goya Laza, que ahora tiene 67 años, la misma que tenía su marido, siempre cedió el protagonismo a Alfredo. Vitoriana de nacimiento, fue estudiante del Instituto Británico de Madrid y su expediente escolar es de matrículas desde que era muy pequeña. Se crió con sus abuelos porque sus padres se marcharon a Estados Unidos. Su entorno coincide unánimemente en la extraordinaria inteligencia de quien está considerada una de las principales figuras de la química en España pero totalmente alejada de la política que su marido abandonó hace ahora cinco años para trabajar en la Universidad Complutense.

Además de una gran científica e investigadora puntera, es una gran escritora y oradora, como se puede comprobar en alguna de sus obras o como se ha visto en los actos, propios de su profesión, en los que ha intervenido. Hace ahora casi nueve años, en la presentación de su libro titulado El dolor, se vio que es una mujer que se defiende bien ante los micrófonos. Entonces dijo que "la química ayuda a entender el mundo a nuestro alrededor y puede proporcionar las soluciones a muchos de los problemas a los que nos enfrentamos hoy". Parecía hablar de Rubalcaba. Descanse en paz.







Comentarios 4

#1
10-05-2019 / 00:39
Puntuación 19   A Favor   En Contra

Deseo que se recupere, él ha sido un político brillante de los que ya no quedan..... Mucho ánimo!!!!

#2
10-05-2019 / 08:09
FAISAN
Puntuación -27   A Favor   En Contra

¿POLÍTICO BRILLANTE?

TO NTOS COMO TÚ SÍ QUE QUEDÁIS MUCHOS,

PAYASO

#3
11-05-2019 / 01:24
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Comentario n2,

Debería aprender a respetar a las personas, sus sentimientos y sus opiniones.

Era una gran persona que en su desempeño político, dejó claro siempre su honestidad y su gran respeto a todos.

Precisamente, algo que hoy no abunda.

Descanse en Paz

#4
12-05-2019 / 10:12
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Una pareja con una categoría excepcional en todos los ámbitos...... Mucho ánimo a la viuda!.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.