elEconomista.es

Mario Conde, entre sevillanas y rebujitos en la Feria de Abril

9/05/2019 - 9:50

El expresidente de Banesto está disfrutando estos días de la fiesta de Abril que se celebra en la capital hispalense y así lo ha hecho saber a través de las redes sociales. En una imagen en la que posa orgulloso con su hija Alejandra, Mario Conde recuerda que fue en aquellas casetas en las que le detuvieron por segunda vez hace ya tres años.

"La primera vez que tuve la oportunidad y la suerte de vivir la Feria de Sevilla mis hijos, Mario y Alejandra, tenían muy pocos años. Desde aquellos lejanos tiempos cada año volvía a circular por las polvorientas calles Del Real y recabar en algunas de sus entrañables casetas. El 11 de abril de 2016, día en el que daba comienzo la Feria sevillana, nos detuvieron a mis dos hijos y a mi junto con leales colabores. Han transcurrido tres largos y dolorosos años. Pero aquí estamos, en Sevilla, maravillosa ciudad, y yo dando gracias a Dios por poder vivir de nuevo momentos inolvidables con mi querida hija Alejandra que, como su hermano Mario, son ejemplos vivos de amor y lealtad a su padre", ha escrito Mario Conde junto a la imagen.

Ver esta publicación en Instagram

Mi cumpleanos

Una publicación compartida de Mario Conde (@marioconde2016) el

Lea también: Mario Conde nos habla de su novia sevillana

Hace tres años que el ex presidente de Banesto fue detenido y acusado de repatriar dinero junto con sus hijos desde cuentas suizas, algo que finalmente no se pudo demostrar. Ahora, Conde disfruta de una vida relajada junto a sus principales apoyos, sus hijos Mario y Alejandra, de los que presume casi a diario. Arropado también por sus nietos y un nutrido grupo de amigos, trata de recuperar los 20 años que pasó en prisión por apropiación indebida, estafa y falsedad, y lo hace al lado de Pilar Marín, una sevillana de 43 años (27 más joven que él) con la que quiere celebrar su tercera boda.

Se conocieron en una fiesta en la finca de Los Carrizos, propiedad de Conde, y desde entonces no se han separado: "Se ha dicho que es una persona muy simpática, muy agradable, pero es más que eso: es una persona seria, muy trabajadora y muy responsable", ha dicho de ella el economista.

Ver esta publicación en Instagram

Una de las características de este mundo en el que nos toca vivir consiste en que ser buena gente no cotiza al alza. Se miden a las personas por otros atributos para mí menores, como origen, patrimonio, posición social,y otras de idéntica genética. A lo largo de mi vida, azarosa y dificil donde las haya, he encontrado pocas personas que valoren la limpieza de corazón, la bondad y el deseo de ayudar a los demás. Y, curiosamente, son católicos, o eso dicen, pero se deben de olvidar de la máxima que reza "los limpios de corazón verán a Dios". O como dicen los cistercienses: "un corazón endurecido no verá a Dios". Por ello de vez en cuando viene bien leer Provervios y Salmos. Por ejemplo Provervios 4"23: "Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida" O este otro Provervios 27:19 "En el agua se refleja tu rostro. En el corazón se refleja la persona" y la sentencia de Jeremias 29:13 "Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón". Cuando determinados medios se dedican a resaltar lo accesorio, quienes tenemos experiencia de lo fundamental cumplimos con el deber moral —con sumo gusto— de destacarlo.Obviamente no es el unico atributo, pero para mí el de mayor importancia como persona. Y asi lo digo

Una publicación compartida de Mario Conde (@marioconde2016) el







Comentarios 0