Actualidad

La reina Sofía adoctrina a Letizia para que recupere su imagen con la prensa

Una suegra puede ser un auténtico tesoro si estamos hablando de una mujer con la experiencia de doña Sofía. Letizia no supo aprovechar sus consejos en su justa medida, y ahora, tal vez demasiado tarde, se ve obligada a seguir su ejemplo. Y lo va a hacer con un viaje a Mozambique rodeada de periodistas por todas partes.

La madre de Felipe VI, en los felices tiempos en los que no era emérita, realizó todo tipo de viajes institucionales por el mundo y en el avión siempre viajaban con ella informadores de medios muy escogidos: la Agencia Efe, Hola, ABC, etc... A veces no más de media docena. Tras la abdicación de Juan Carlos I, era de esperar que Letizia, ex periodista, no tuviera ningún inconveniente en seguir el ejemplo de la mujer que la ayudó a dar sus primeros pasos en el proceloso y complicado ámbito de las monarquías. No fue así: los viajes con periodistas empotrados en el avión pasaron a la historia. Se ignoraba el motivo.

Lea también: Letizia vivirá las elecciones del 28 de abril desde Mozambique

Es de suponer que la mujer de nuestro soberano no se sentía demasiado cómoda rodeada de informadores que, probablemente, iban a hablar después más de la cuenta sobre lo que habían vivido con ella. Los off the records ya no se respetan tanto en unos tiempos en los que hasta el Papa Francisco se permite gastar bromas que, para disgusto de las altas esferas de la curia, son reproducidas tal cual. Letizia, tal vez por haber sido cocinera antes que monja, prefería mantener las distancias.

Ahora, en un momento especialmente complicado, cuando su popularidad no está en el mejor momento, los responsables de Zarzuela han decidido seguir las doctrinas de la reina Sofía. La emérita, bisnieta del Kaiser Guillermo II, toda una Schleswig-Holstein, es tan consciente de su majestad innata que sabe que no pierde un ápice del respeto que considera merecer por mezclarse en un avión con la élite periodística. Gracias a los consejos de algunos fotógrafos ha conseguido convertirse en una alumna avezada. Los más veteranos cuentan en privado deliciosas anécdotas sobre ella, como cuando era ella quien les inmortalizaba a lomos de un camello en un viaje que realizó hace mucho años a Egipto. Por escasas, las anécdotas que se filtraban de aquellos viajes no la humanizaban ante los ojos de la opinión pública, pero el afecto que despertaba entre los informadores se dejaba notar en las crónicas que estos escribían. Y se contagiaba al público.

Letizia no supo entenderlo y de aquellos lodos vienen estos barros. Si no querías taza, toma taza y media, parece haber sido la respuesta de Zarzuela ante la actitud remisa de la actual reina a mezclarse con los periodistas. El avión a Mozambique, si el nuevo huracán no lo impide, va a parecer un photocall de DYP por el número de periodistas que viajarán ¡gratis y abordo del avión de la Reina! Letizia se verá obligada a compartir avión con sus temidos ex colegas, no está Sálvame Diario de milagro. El viaje coincide además con el duodécimo cumpleaños de su hija Sofía, el próximo 29 de abril, una ocasión muy especial para ella. Doña Letizia viajará a Maputo para conocer in situ como se está llevando a cabo la ayuda humanitaria del contingente español en Mozambique tras los destrozos ocasionados por el ciclón Idai, que ha dejado más de un millar de muertos en el país africano. El viaje no carece de riesgos: en las fechas que está programado, 28 y 29 de abril, se prevé un nuevo ciclón tan grave como el Idai en la zona norte de Mozambique y el Sur de Tanzania. La reina estará acompañada por  periodistas y el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Juan Pablo de Laiglesia. Ha sido una buena elección para este bautismo de fuego ante sus colegas. La reina se mueve como pez en el agua en el ámbito de la concienciación social y las ayudas humanitarias. Es muy empática con la gente que sufre, como ha sabido demostrar en funerales de Estado y en otros viajes de cooperación. Es más que probable que el viaje sea todo un éxito. Aunque va a llover...

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud