elEconomista.es

Isabel Díaz Ayuso y Ángel Garrido, del amor al odio: mucho más que enemigos

25/04/2019 - 15:03

Tras la sorprendente marcha del ex presidente de la Comunidad de Madrid a Ciudadanos, la candidata del PP a presidirla, Isabel Díaz Ayuso, periodista de 40 años, no ha tardado en arremeter contra su ya ex compañero y ex jefe, Ángel Garrido, que ha cambiado el número 4 de la lista del PP en las elecciones europeas por el 13 en la candidatura del partido naranja en Madrid que encabeza Aguado. Pero si hoy se intercambian pullas, un día fueron jefe y número dos, y se llevaban muy bien a pesar de que ya por entonces el vallecano era un hincha desatado del Atlético de Madrid mientras que Ayuso presumía de ser del Real Madrid.

Amiga de Pablo Casado desde que eran universitarios, Ayuso fue viceconsejera y por tanto número 2 del propio Ángel Garrido en el Gobierno de Cristina Cifuentes, pero también es la persona que el PP puso en la silla de Garrido después de apartarle de la candidatura a la presidencia de la CAM para poner a la que fuera su subordinada.

A Isabel Díaz Ayuso no le importó que años atrás Garrido la nombrara su mano derecha, pero la candidata no tardó en descalificarle tras conocer su deserción. Dicen que espera que con esa marcha "se haya acabado el mercadillo de segunda mano de políticos".

Lea también: Miguel Ángel Rodríguez regresa de la mano de Isabel Díaz Ayuso

Por su parte, Ángel Garrido, ex presidente de la Comunidad de Madrid, tras su fichaje por Ciudadanos como número 13 de la lista electoral al 26-M ha contestado a la candidata Díaz Ayuso y ha dicho que "allá ella con sus declaraciones, que suelen ser bastante desafortunadas en términos generales". Así lo ha expresado Garrido en una entrevista con Onda Madrid después de que la candidata popular señalara en un mitin en Boadilla del Monte que Ciudadanos es "el partido de los tránsfugas, de las veletas y de los pucherazos", dijo. "Yo no haría ese tipo de comentarios de un ex compañero de partido", replicó entonces Garrido.

No siempre se llevaron a tan mal Ayuso y Garrido. Cuentan algunos de los compañeros que trabajaron con ellos cuando compartieron gobierno con Cifuentes que llegaron a ser uña y carne a pesar de la diferencia de edad que les separa: 15 años.

No es de extrañar, por otra parte, que un consejero y su viceconsejera congenien, pero las fuentes consultadas afirman que durante el tiempo que trabajaron codo con codo junto a Cifuentes "incluso quedaban a tomar algo cuando el trabajo se lo permitía". Compañeros suyos de aquella época corroboran que así era y que les vieron en alguna ocasión pasándolo bien fuera del estricto ámbito laboral.

Ángel Garrido está divorciado hace años de Ana María González Martín, malagueña de 51 años y madre de los tres hijos del político: Gonzalo, David y Sara, de entre 19 y 12 años. El mayor estudia en Estados Unidos. Dicen personas cercanas al flamante fichaje de Ciudadanos que la situación familiar no ha influido en su decisión de quedarse en Madrid puesto que podía regresar de Bruselas a menudo para ver a su familia. 

Respecto a Isabel Díaz Ayuso, ya contamos que la candidata que ayer se enzarzó contra el que fuera su jefe tiene su corazón muy lejos de la comunidad que pretende gobernar y que la vio nacer hace 40 años. Su otro amor (aparte del amor político por Pablo Casado) es un ex peluquero y estilista, ahora experto en comunicación y marketing, que vive y trabaja entre España y Panamá.

Lea también: La candidata de Pablo Casado para suceder a Cifuentes tiene un marido peluquero que vive en Panamá

Hasta hace poco, Ayuso y su pareja vivían como mejor podían separados por los 8.000 kilómetros que distancia Madrid de América Central. Mensajes deliciosos en sus redes sociales dan cuenta de cómo se echan de menos la candidata de Pablo Casado para presidir Madrid y Jairo Alonso. Pero también se escapan y se ven cuando pueden, aunque para ello tengan que coger aviones y cruzar océanos.

En Halloween, por ejemplo, vivieron su propio otoño en Nueva York. "El momento ideal es este. El momento ideal es contigo", dice la candidata más romántica del panorama político español. El peluquero está a la altura: "Te amo, Isabel, la persona más increíble que existe en el mundo! Gracias mi vida, ya lo celebraremos cuando nos veamos. Te quiero y cada día más".

El pasteleo de estos enamorados no acaba ahí. El novio alaba a su amada mujer siempre que puede y lo hace a los cuatro vientos para que todos podamos comprobar cuánto se quieren. "Hoy Facebook me recuerda que tengo la suerte de estar con la persona más maravillosa del mundo. Isabel, te quiero", reza una de sus notas.

Ver esta publicación en Instagram

¡Qué poquito queda ya! ???? ????

Una publicación compartida de Isabel Díaz Ayuso (@isabeldiazayuso) el

Isabel Díaz Ayuso es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha aparcado de momento sus estudios de doctorado en Comunicación Política. Ex portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid, ex viceconsejera de Presidencia y Justicia (con Garrido de consejero), ahora es candidata a suceder a Ángel Garrido y a Cifuentes, sus antiguos jefes y amigos. 







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.