elEconomista.es

La curiosa dieta de Isabel II: bebe gin-tonics a diario y le apasionan los arenques

16/04/2019 - 11:42

Isabel II celebrará el próximo 21 de abril su 93 aniversario rodeado de familiares. Para conmemorar esta fecha, Charles Oliver, hijo de un sirviente real, ha lanzado un nuevo libro en el que se desvelan los hábitos gastronómicos de la reina de Inglaterra y su marido, el duque de Edimburgo, bajo el título Dinner at Buckingham.

El autor, que siguió el camino de su padre y pasó más de sesenta años sirviendo a la Familia Real, ha desvelado a la revista británica ¡Hello! algunos pasajes de su libro. Según cuenta, la comida favorita de la reina es el arenque desde hace más de 70 años. Este alimento nunca falta en sus platos, incluidos los desayunos.

Lea también: La reina Isabel II se planta con Meghan Markle: no habrá oficina para los duques de Sussex

Charles relata que Isabel II y su hermana, la Princesa Margarita, descubrieron una mañana un aroma que les abrió el apetito. Las hermanas acudieron a la cocina del castillo de Windsor. Allí, la señora Bruce, quien sería en un futuro próximo la ama de llaves, dio de probar arenques a la futura reina y a su hermana y les enseñó a cocinarlos. Desde eso momento, la reina Isabel II no ha dejado de tomar este pescado.

El libro no sólo cuenta la dieta de la reina, también muestra los gustos gastronómicos del duque de Edimburgo, a quien le apasiona la comida. Siempre quiere probar nuevos sabores y platos diferentes. En cambio, la reina Isabel II no se sale de sus clásicos menús, en los que no faltan el bistec gaélico, el filete de ternera con salsa de whisky, la carne de venado o el conocido como paté de Gleneagles (salmón ahumado, trucha y caballa).

Mucho se ha especulado sobre la mala costumbre que tiene la Reina de beber todos los días su gin-tonic. En 2017, el chef de la Casa Real de Reino Unido aseguró que la regente toma cada mañana una ginebra con Dubonnet, un tipo de aperitivo a base de vino, una rodaja de limón y mucho hielo. Eso sí, tal y como dice el libro, no es lo único que bebe: "Suele tomarse un vaso de vino tinto o blanco con sus comidas, así como zumo de naranja. Prefiere la tónica con ginebra o la cerveza al champán antes de las comidas o durante el día".

Otra curiosidad de la Reina y el duque es que odian las ostras, tanto que los invitados quedan advertidos previamente para que nunca lleven este molusco a palacio, quizás sea por la textura de este tipo de pescado o por su intenso sabor. Además, la estricta dieta que siguen cuando acuden a restaurantes o viajan no les permite comer marisco, por simple protocolo.

Charles Oliver, el autor de este anecdotario, nació en la casa real británica como . Oliver creció con la familia real, pasando . Durante ese tiempo, él desarrollo un interés en los hábitos alimenticios reales, habiendo sido testigo de todas las comidas reales, así como de los procedimientos más formales de una cena estatal. Ser conocedor de todos estos detalles le llevó a escribir un libro para recopilar todas estas 'anécdotas reales'.







Comentarios 0