elEconomista.es

Sergio Ramos es Jesucristo en el cuadro de la 'Última Cena' que tiene colgado en su salón

15/04/2019 - 10:55

El capitán del Real Madrid es Dios, y no lo decimos nosotros sino una réplica de la Última Cena, la obra Leonardo da Vinci que el futbolista tiene colgada en el salón de su casa. En ella, Sergio Ramos es Jesucristo y está acompañado por dos Apóstoles muy conocidos: Pilar Rubio y Marcelo.

Este y otros detalles aparecerán en el docu-reality de ocho capítulos encargado por Amazon Prime sobre la vida del futbolista, tal y como desvela El Confidencial. Al parecer, la serie muestra un Sergio Ramos bastante desconocido para buena parte de los españoles y se centra en una de las últimas pasiones del de Camas: el arte.

Ver esta publicación en Instagram

I'm very happy to share our latest acquisition for the Sergio Ramos Collection "Lineage of Continuum" by the self-taught American artist @philfrost. I am very moved by his work and personality with which I feel very identified. Frost's paintings combine the rawness and gritty edge of the street, through its use of found materials, with the elegance of its painterly aesthetic. The diptych was displayed as the main piece for the 50th anniversary of the Nelson Rockefeller Collection at the Empire State Plaza, NY. Thank you bro Fer Francés for your honest advice. Warm hugs!! @pilarrubio_oficial #SergioRamosCollection #PhilFrost #SergioRamos #EllipseofPassage #LineageofContinuum #Madrid #NYC

Una publicación compartida de Sergio Ramos (@sergioramos) el

Lea también: Sergio Ramos y Pilar Rubio se construyen un casoplón de 12 millones de euros

Ramos lleva años invirtiendo en obras de pintores emergentes, una afición que desveló hace pocas semanas y que comparte con su prometida, Pilar Rubio. Ahora, toda su colección privada lucirá perfectamente en las paredes de su nueva casa, una mansión que se están construyendo a las afueras de Madrid y que alcanza un valor de 12 millones de euros.  







Comentarios 1

#1
15-04-2019 / 13:54
pascu
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda