elEconomista.es

Jesús Vázquez, el George Clooney español contra el sultán de Brunei: "No somos criminales para morir lapidados"

8/04/2019 - 17:46

El presentador Jesús Vázquez ha sido el primer español conocido en unirse a la campaña contra el sultán de Brunei que iniciaron hace unos días George Clooney y Elton John después de que el dirigente endureciera las leyes contra los homosexuales y el adulterio: "No somos unos criminales que merezcamos morir lapidados".

"Al Sultán de Brunei: nosotros no somos unos criminales que merezcamos morir lapidados. Somos una familia y nos amamos. Usted es un dictador que oprime a su pueblo con leyes medievales mientras disfruta de su mansión de 100 millones de libras en Londres". Así de tajante se ha mostrado Jesús Vázquez en Twitter, desde donde ha lanzado este mensaje al sultán de Brunei junto a una fotografía del día de su boda con Roberto Cortés, en 2005.

El mensaje de Jesús ha recibido multitud de apoyos en las redes sociales, tanto de seguidores anónimos como de caras tan conocidas como la de Alejandro Sanz, que se ha unido a la causa: "Ole, ¿cómo se puede ser sultán en 2019? Viva tú y tu marido y todas las formas de amar en el mundo, que son las mismas al final", ha escrito el cantante.

La polémica comenzó hace ya unos días, cuando los medios se hicieron eco del endurecimiento de penas por parte de Brunei en relación a la homosexualidad, el adulterio o el aborto y que van desde cadena perpetua a muerte por lapidación. El primer famoso en criticar estas medidas fue George Clooney, que invitaba al boicot en contra del sultán Hassanal Bolkiah y sus hoteles: "Cada vez que nos quedamos o asistamos a reuniones o cenamos en cualquiera de estos nueve hoteles, estamos poniendo dinero directamente en los bolsillos de los hombres que eligen matar a sus propios ciudadanos por ser homosexuales o acusados de ser homosexuales", dijo.

Lea también: Elton John se une al boicot de George Clooney contra el sultán de Brunei por la lapidación de homosexuales

Además, Jesús Vázquez también ha querido mandar un recado al obispo de Alcalá, que estaba impartiendo cursos ilegales para 'curar' la homosexualidad. El presentador de Mediaset se lo dejó claro: "Al obispo de Alcalá: la homosexualidad no es una enfermedad y por tanto no necesita cura. Amar no es delito, la homofobia sí".







Comentarios 0