elEconomista.es

Amaia Salamanca se convierte en una de las primeras damas de Cabify: su marido es accionista

6/04/2019 - 2:19

Para muchas personas es el marido, aunque no están casados, de la actriz Amaia Salamanca, con quien lleva casi diez años de relación, fruto de la cual han nacido sus tres hijos. Pero el empresario Rosauro Varo es mucho más que el novio de la Catalina de la serie Sin tetas no hay paraíso. El millonario es noticia más de El Economista que de el Hola porque ha vendido Vector, su firma de vehículos de alquiler con conductor (VTC), a Cabify a cambio de recibir acciones de esta plataforma de movilidad con las que refuerza la participación que tiene en la firma y se convierte así en un "accionista relevante".

Su empresa Vector, una de las principales empresas de licencias de VTC de España, contaba con 2.000 de autorizaciones. El padre de los hijos de Amaia acumula una inversión de 37 millones en Cabify si sumamos las acciones de la plataforma que ha recibido a cambio de Vector a las que ya tenía en la firma de movilidad, según indicaron las dos empresas este viernes.

Lea también: La vida de barrio del fundador de Cabify 

Aunque Varo se siente más cómodo en las páginas de la prensa económica que en las de crónica social, lo cierto es que los paparazzi tuvieron motivos para fotografiarle mucho antes de que se convirtiera en el hombre de la vida de Amaia: se le relacionó con famosas de la talla de Eugenia Martínez de Irujo o Vicky Martín berrocal.

Nacido hace casi 40 años en Sevilla, inició su relación con Amaia Salamanca en el verano de 2010. Aunque no han pasado por el altar, se trata de una de las parejas más consolidadas del panorama español. El principio de su relación fue complicado por sus respectivos trabajos pero consiguieron salir adelante. Actualmente, tienen tres hijos en común, Olivia, Nacho y Mateo.

Empezó a destacar desde muy joven. Una de las empresas de las que ha sido propietario es la operadora online Pepehone, que consiguió vender a MásMóvil por una cantidad muy grande. Su actividad principal se centra en una consultora de ingenería industrial de alcance internacional y reconoce que el éxito de su carrera se lo debe, en gran parte, a todos los errores que ha cometido como empresario.

Pero tal vez han sido más los aciertos: si sumamos los negocios de Amaia, su pareja, Varo-Salamanca facturan más de 130 millones de euros al año. No viven mal: sus tres hijos: Olivia, de 6 años, Nacho, de 5, y Mateo, de dos años, cuentan cada uno con su propia niñera y los pequeños tienen un entrenador personal.

Viven en un chalet de lujo de unos 2.700 metros cuadrados, con 490 metros de vivienda distribuidos en tres plantas, situado en La Moraleja, Madrid, de cinco habitaciones y cinco baños.

También tienen una casa en Marbella, en la urbanización Guadalmina, una villa que consta de una parcela de 3.547 m2, con una vivienda de dos plantas y 644 m2 con dos patios, -el de los señores y el de servicio-, cinco dormitorios más los de servicio y sus respectivos baños. También tiene piscina. La hipoteca es de 1,5 millones y les vence en 2027.

Disponen de otro inmueble en Córdoba y un apartamento de 95 m2 en Estepona, con trastero y garaje, en primera línea de playa, que fue propiedad del empresario Rafael Gómez, conocido como Sandokán, condenado a 5 años de cárcel por delitos contra la Hacienda pública.

El año pasado compraron un palacete del siglo XVIII en el centro de Sevilla, de unos 1.200 metros, en el barrio de Santa Cruz, a cinco minutos andando de la catedral. Su precio supera el millón de euros y lo están reformando.

La capital hispalense también acoge el nuevo negocio inmobiliario de Varo, que consiste en la construcción de un hotel de lujo. Se ha embarcado en esta aventura junto a Javier Hidalgo, su socio y amigo, con quien compró acciones de la compañía Millennium Hotels Real Estate.

Empezó en el mundo de los negocio con sólo 17 años montando un telebotellón. Ahora tiene 400 empleados a su cargo y cerró el ejercicio de 2016 con más de 72 millones en beneficios.

Fundó el grupo Atento Inversiones, a través del cual canalizó su actividad en el mundo de la hostelería y el comercio, con clubes como Puro Beach y Salduna en Marbella, que con Bossynet controla tiendas de distribución de Vodafone en Andalucía.

Aparte de las licencias de VTC que acaba de vender a Cabify en Madrid y Barcelona,  se dedica a la explotación del mercado inmobiliario de lujo. También se hizo de oro cuando junto a Javier Hidalgo vendieron el 100% de sus acciones de Pepephone a MásMóvil por 158 millones.

Es director general de Otto By Atento SL, que se dedica a la explotación de bares, restaurantes, cafeterías, etc.-; es vicepresidente de Vector Ronda Teleport SL, -dedicada al transporte de viajeros por carretera y al arrendamiento de vehículos con conductor-; y es consejero y socio de Vendedores de Ilusiones SL, Licores y Copas de Sevilla SL o Top Moda Sevilla SL

Su madre, vinculada al PSOE andaluz

El padre de Rosauro es médico y su madre es conocida en Andalucía por su vinculación a la política, al PSOE. Se llama Juana Amalia Rodríguez Hernández y hasta esta legislatura ha sido diputada en el Congreso por Sevilla. Es licenciada en Derecho y funcionaria de la Junta. Sus padres están separados. La pareja actual de su madre es un fiscal, ex consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera Suárez-Bárcena.

Amaia Salamanca saltó a la fama tras su participación en Sin tetas no hay paraíso, donde cobraba de 6.000 a 9.000 euros por capítulo por interpretar a Catalina. Después su caché ha ido aumentando en las diferentes series de éxito que ha ido protagonizando como Gran Hotel, Velvet o Tiempos de guerra. En una de las actrices mejor pagadas de España y además hace publicidad o promociones, como la que ha hecho esta semana para la firma de joyeros Rabat, la misma que tiene como imagen a Isabel Preysler. Amaia tambien fue imagen de firmas como Woman's Secret, Amichi, Oral B o Revlon, entre otras.

La actriz tiene su propia empresa para gestionar sus ingresos. Se llama No Insistas S.L. de la que es administradora única. La empresa es titular de una vivienda situada en Ibiza, un piso de 145 metros cuadrados, incluidos 45 de terraza, situado en el edificio Azteca en el céntrico Paseo Marítimo de la ciudad.

En 2010 también invirtió en un piso en el barrio de Salamanca, en Madrid. Tiene algo más de 150 m2 y la compró cuando se encontraba rodando Felipe y Letizia, el mismo año que conoció a Varo. La vivienda se tasó por unos 700.000 euros.







Comentarios 1

#1
06-04-2019 / 10:29
BASURA NO
Puntuación 6   A Favor   En Contra

UN PUE RCO CORRUTO HIJO DE UNA SOCIA LISTA

Y SU EX POSA FU RCIA DE VARIEDADES Y ANUNCIADORA DE COMPRESAS