elEconomista.es

Jorge Javier Vázquez pudo haber muerto o quedado en estado vegetativo: hablamos con los expertos

21/03/2019 - 7:49

Jorge Javier Vázquez (48) no es el único personaje famoso que ha sufrido un ictus, pero dada su enorme popularidad la noticia ha causado un profundo impacto. Nos hemos puesto en contacto con un experto para saber exactamente qué ha ocurrido, cuáles son las consecuencias y cómo será su vida a partir de ahora.

Para su desgracia, Jorge Javier Vázquez se ha convertido en el protagonista de la semana. El presentador de Sálvame y Gran Hermano Dúo fue intervenido de urgencia el pasado lunes como consecuencia de un ictus y una hemorragia cerebral. Una llorosa Carlota Corredera informó al público esa misma tarde de la extrema gravedad de la situación con la voz entrecortada y sin dar muchos detalles. Con posterioridad, la Clínica La Zarzuela facilitó un parte en el que informaban que el presentador había sufrido una hemorragia subaracnoidea de origen aneurismático. Ayer, Jorge Javier Vázquez apareció en su propio programa para informar al público de lo que le había ocurrido: había sufrido un ictus. Las señales habían sido muy claras, pero él tardó en entenderlas.

Lea también: Paco, el ex de Jorge Javier Vázquez, se traslada al hospital para estar a su lado

"El sábado anterior me desmayé en Marrakesh y estuve inconsciente como dos o tres minutos", contó. Añadió que sufrió mareos durante la última gala de GH Dúo pero pensó que se debía a haber estado de pie durante mucho tiempo en la misma posición. Finalmente hizo caso de los avisos que le estaba mandando su cuerpo e ingresó en la Clínica de La Zarzuela, donde le detectaron una mancha en el cerebro el sábado y fue intervenido de urgencia el lunes.

No es el primer personaje famoso al que le ocurre algo semejante. María Teresa Campos fue ingresada en el 2017 por el mismo problema. Perdió algo de visión, pero con el tiempo consiguió recuperarla por completo.  Precisamente un gran amigo suyo y de su hija, Jaime de Marichalar, sufrió el mismo problema en el año 2001, aunque a él si le quedaron secuelas evidentes. Sufre una cojera que ha mejorado con el tiempo pero aún persiste. El hecho de que el yerno del rey sufriera un ictus sirvió para dar visibilidad a esta enfermedad. Hasta el punto de que, cuando en el mismo año Joaquín Sabina fue ingresado por el mismo problema que superó en un tiempo récord, dijo a las cámaras: "He sufrido un marichalazo". Alberto Contador también sufrió un ictus en el 2002 y no solo logró una recuperación completa, sino que llegó a ganar después el Tour, la Vuelta y el Giro.

Jorge manifestó su deseo de seguir viviendo como lo ha hecho hasta ahora. No está dispuesto a vivir con "una mantita y un caldo" en cuanto los médicos le den vía libre. Tras el mes de reposo que le han recomendado, piensa retomar sus costumbres.

En Informalia nos hemos puesto en contacto un experto y reconocido neurólogo, el doctor José Antonio Molina Arjona, director del Centro de Enfermedades Neurológicas que lleva su nombre, que nos ha explicado de forma sencilla lo que le ha ocurrido a Jorge Javier: "La aracnoidea lleva este nombre por tener la apariencia de una araña. Es una membrana muy finita que rodea el cerebro. Lo que le ha ocurrido a él le puede pasar a todo el mundo. En los cadáveres al hacer la autopsia se encuentra en uno de cada doscientos de forma asintomática".

Las causas de que se rompa pueden deberse, explica el doctor, "a una dilatación de una arteria, que es lo que se denomina aneurisma. Puede tener consecuencias gravísimas". Lo que le han hecho, prosigue, "ha sido instalarle unos stents a través de la femoral para cerrar el aneurisma. Se trata de una especie de muelles. Se meten por la femoral y se llega al cuello de la arteria, una especie de guisante, para cerrarlo". Se trata de una cirugía mucho menos agresiva de lo que supondría abrir el cráneo. Según del doctor Molina Arjona, Jorge Javier tiene muchos motivos para estar satisfecho de la suerte que ha tenido: "Ya puede darle gracias a la Virgen del Rocío o a aquella en la que crea. Las consecuencias de una hemorragia subaraicnoidea pueden ser desde morirte hasta quedarte en coma o en estado vegetativo persistente. Se curará. Si le han puesto los stent no le volverá a sangrar. Y si ha sido capaz de haber escrito quiere decir que está bastante bien". Precisa el doctor Molina que aunque los aneurismas se llamen 'congénitos', "aparecen con la edad".

Lo que le ha ocurrido le puede pasar a mucha gente, pero no hay duda de que el presentador de Telecinco tiene un ángel de la guarda del tamaño del Pan de Azúcar.







Comentarios 0