elEconomista.es

La mala salud de hierro de Pedro Almodóvar a sus casi 70 años: cefaleas, dolores espalda y sonotone

20/03/2019 - 18:31

Dolor y gloria, la nueva película del director manchego, llega este viernes 22 a la cartelera. Pero para dolores los que afectan a la audición de Pedro Almodóvar (Calzada de Calatrava, 1949). El genial realizador casi no oye por un oído y necesita de un sonotone para el día a día.

 "¡Peeeeeedro!". Aquel grito de Penélope Cruz resonó hace exactamente 20 años en el Shrine Auditorium cuando el Oscar fue para Almodóvar por Todo sobre mi madre. El director subió al escenario y dedicó la estatuilla a todos los españoles, a la Virgen de Guadalupe, al Sagrado Corazón, al Cristo de Medinaceli y, por supuesto, a su madre. Pero la cuestión es que oyó el grito de su amiga y actriz fetiche. Hoy no lo hubiera escuchado de no ser por su sonotone.

La semana pasada, durante la campaña de promoción de su última película, Almodóvar se dejó ver por primera vez en público con un audífono en su oído izquierdo. El aparato pasó desapercibido para los periodistas que le entrevistaron porque el realizador lleva un sonotone transparente y muy discreto.

Lea también - Antonio Banderas saca las uñas por Pedro Almodóvar: "Jamás consumió heroína"

Durante la promoción de su anterior trabajo, Julieta, película de 2016, Pedro contó que padece tinnitus. Esta enfermedad consiste en la percepción de ruidos, pitidos y zumbidos que no son provocados por ningún agente externo. Esta dolencia, también llamada acúfenos, deriva en una pérdida progresiva de la audición y, si no se trata correctamente, en sordera.

Desde 2007, Almodóvar sufre también persistentes dolores de cabeza. Después de terminar la extensa promoción internacional de Volver para triunfar en los Oscar, fue al neurólogo en Madrid. Después de hacerse una multitud de pruebas, le diagnosticaron cefaleas, tensiones y migrañas, que terminaron acarreándole una severa fotofobia. Por esta razón, nunca se despega de sus gafas de sol.

Además de tinittus y jaquecas, el director de cine arrastra fuertes dolores de espalda. Sus amigos dicen que, cuando no le duele una cosa, le duele la otra. Por eso, cada vez cuesta más ver a Pedro en actos públicos. Incluso, en más de una ocasión, ha cancelado apariciones a última hora por algunas de estas dolencias.







Comentarios 0