Actualidad

Arantxa Sánchez Vicario, cazada por Hacienda: embargan el dinero de su exclusiva

La entrevista exclusiva de Arantxa Sánchez Vicario en la revista Hola no desvelaba grandes novedades de la polémica separación de la tenista y su marido Josep Santacana, pero ponía de manifiesto su resentimiento hacia el hombre que la enfrentó a su familia, se quedó con toda su fortuna y la abandonó por otra mujer, dejándola arruinada.

La exclusiva, espléndidamente pagada, aunque no han trascendido cifras, le venía muy bien a la maltrecha economía de Sánchez Vicario, que sólo vive de lo que cobra dando lecciones de tenis en una escuela, (unos dos mil dólares mensuales) y de sus colaboraciones como comentarista deportiva en un canal de televisión de Miami.

El contenido y las declaraciones de la entrevista desmienten rumores interesados propagados por Santacana en algunos medios sobre la supuesta buena relación que ahora mantiene con su ex mujer. Nada menos cierto.

Si hubo un encuentro entre ellos, el día del cumpleaños de su hija en Miami, fue sólo por representar un papel delante de los niños. Santacana filtró a los medios esas fotos hechas con el móvil por una tercera persona para hacer creer que había una gran armonía con su ex mujer. La impostura indignó a la madre de sus hijos.

Dos días después, cuando por el acuerdo provisional firmado entre ambos, le tocaba quedarse con los niños, Santacana viajó a Barcelona con su novia-amante, que le acompañó en la vista de divorcio, sin comunicárselo a Arantxa y dejando a sus dos hijos al cuidado de un hermano suyo. Fuentes de la defensa de Arantxa aseguran que Santacana incumplió el trato acordado, algo que, de acuerdo con ellos, sería denunciable ante el Juzgado de Familia.

Y un nuevo contratiempo se añade a las desventuras de Sánchez Vicario: poco después de la salida a los kioskos de la revista, la Agencia Tributaria enviaba esta misma semana un oficio urgente a Hola por el que exige el embargo preventivo de lo que haya podido cobrar la tenista por sus declaraciones. Arantxa tenía pendiente con Hacienda una deuda de 500.000 euros, y dada la publicidad que se dio a la exclusiva, los vigilantes de la Agencia Tributaria se lanzaron a la caza de estos ingresos en España. Arantxa se queda sin el dinero de la exclusiva y sin cualquier otro ingreso que pueda tener en España hasta amortizar esa deuda.

Por otra parte, tanto ella como Josep Santacana siguen pendientes de las dos sentencias de divorcio que deben emitir el tribunal de Miami y el de Esplugas de Llobregat, en los que una y otro han planteado sus respectivas demandas.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pizpireta
A Favor
En Contra

espero que esta zorra acabe en la cárcel. No puede ser peor persona

Puntuación -3
#1