elEconomista.es

Meghan Markle, de baja: despeja su agenda a los ocho meses de embarazo

14/03/2019 - 15:09

Meghan Markle se ha mostrado muy activa durante todo su período de gestación pero ha entrado en la recta final del embarazo y necesita descansar. Así se lo ha hecho saber su equipo médico, que le ha dado la baja laboral hasta que nazca el bebé, razón por la cual la Casa Real británica ha despejado por completo su agenda hasta nuevo aviso.

El primer hijo de Meghan Markle y el príncipe Harry nacerá a finales del mes de abril, aunque algunos medios británicos insisten en que podría ser antes. Por ello, la ex actriz ha dejado su agenda oficial en blanco y se retira a descansar hasta que nazca su bebé, del que no se sabrá el sexo hasta el día del alumbramiento.

Tampoco se sabe nada sobre la baja maternal de la duquesa. En Reino Unido, el tiempo que una madre pasa con su bebé una vez que este llega al mundo puede alargarse hasta un año (con la consecuente reducción de salario) aunque Buckingham Palace no ha comunicado todavía cuál es la intención de Meghan al respecto. Las posibilidades son varias, desde no coger baja alguna pasando por las habituales 16 semanas o incluso agotar los 12 meses. En el caso de Kate Middleton fueron seis meses con su último hijo, Luis, nacido en abril, aunque la duquesa de Cambridge hizo alguna excepción por razones de peso, como la boda de sus cuñados, Harry y Meghan. Tras el nacimiento de Jorge descansó cinco semanas y con el Carlota se tomó un paréntesis de tres meses.







Comentarios 0


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.