elEconomista.es

El fracaso empresarial de la mujer de Leo Messi: cierra su tienda con pérdidas de 150.000 euros

14/03/2019 - 10:25

Antonella Roccuzzo (31), mujer de Leo Messi (31), se embarcó hace dos años en una importante aventura empresarial junto a Sofía Balbi (29), esposa del también culé Luis Suárez (32). Ambas se aliaron con la firma argentina de zapatos y complementos de Ricky Sarkany y abrieron una tienda llamada Roccbal 109 en la Avenida Diagonal de Barcelona. Lo que parecía un caballo ganador se ha convertido en una fuente de pérdidas para el empresario argentino, que ha decidido cerrar el local tras acumular unas pérdidas de 150.000 euros en enero.

El propio Sarkany ha justificado la decisión: "Esto no es un final, sino el principio de algo nuevo que viene", ha comentado el empresario, que ha reconocido que el principal factor del cierre de la tienda ha sido el económico: "Cualquier negocio que uno quiera abrir, cualquier startup, requiere los primeros años de una inversión mucho mayor que los ingresos: alquilar un local, decorarlo, comprar el stock, contratar personal y el retorno de la inversión lleva años" ha comentado Sarkany al periódico ABC.

Ricky Sarkany, eso sí, no cejará en su empeño de dar a conocer la firma en España y pretende impulsarla con una nueva campaña respaldada por la influencer madrileña Lula Sobrino, que será la nueva modelo de la temporada 2019. Se trata de una nueva estrategia de la marca, que cuenta con 57 tiendas repartidas por Sudamérica y que contó con la imagen de Antonella y Sofía para irrumpir en nuestro país.

Tras su varapalo empresarial, la mujer de Messi se ha apoyado en su marido y en sus tres hijos. El pequeño, Ciro, cumplió su primer año hace unos días. La esposa de Suárez, por su parte, también está arropada por el futbolista, así como por sus otros tres vástagos.

Lea también: Antonella Roccuzzo deslumbra con escotazo y transparencias en la gran noche de Leo Messi







Comentarios 6

#1
14-03-2019 / 14:45
das
Puntuación 12   A Favor   En Contra

migajas que le da messi a su mujer para que se entretenga con algo

#2
14-03-2019 / 19:56
Perras no
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Panchita inútil, para tirar dinero mejor no hagas nada y solo dedícate a usar las tarjetas de crédito de tu marido.

#3
14-03-2019 / 22:29
in
Puntuación 1   A Favor   En Contra

Un caprichito que le salió mal. Y seguramente por la falta de dedicación y profesionalidad. No cabe duda que demuestra su valía

Mañana montará un Restaurante

#4
15-03-2019 / 09:32
Clara
Puntuación 6   A Favor   En Contra

Pobres, a ver si la preocupación de Messi por ver de donde saca esos 150.000 euros va a repercutir en su nivel de juego. Que tragedia familiar, tendrán que hipotecar la casa, privarse de todo,............

#5
15-03-2019 / 10:12
Carmen
Puntuación -2   A Favor   En Contra

El fracaso ha sido del empresario, ellas ponían la inversión. Es lo que tienen los negocios. Riesgo a perderlo todo.

#6
18-03-2019 / 19:12
crispinlocamari ysancho
Puntuación 0   A Favor   En Contra

dije que habia que dar ere a audienciaabierta launo, no un ere a lacasareal aunqe le vendriabien, un ere no significa dejar a todos en paro solo recortar prepusupuesto y numeros asueldos por un programa de 20min.


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.