elEconomista.es

Mario Vaquerizo habla sobre el zasca monumental de Alaska a Risto Mejide

13/03/2019 - 21:21

Un desenvuelto y feliz Mario Vaquerizo ejerció como embajador de Pelo Pantene en un acto donde impactó con unos golpes de melena fantásticos a caballo entre Rita Hayworth en Gilda, Rafaella Carra o Steven Tyler, el cantante de Aerosmith. No eludió ningún tema, ni su enfermedad, ni tampoco el corte en directo que le dio Alaska a Risto Mejide a su paso por el Chester.

Sigue tomando cerveza, porque es vitamina B "y al pelo le viene muy bien, todo en su justa medida", pero su larga cabellera plateada, antaño color negro profundo ala de cuervo, se ha convertido en un signo muy potente de identidad para el solista de las Nancys Rubias. Mario Vaquerizo se encanta y nos encanta.

"Me veo más guapo con canas, las canas no son un sinónimo de vejez. Me encantaban las canas de mi padre. Mira Ángela Molina, que con sus canas está más buena que muchas niñatas", afirma.

Leer también: Alaska sobre el estado de salud de Mario Vaquerizo: "No está bien" 

Vaquerizo: "Estoy hasta el coño de la polarización"

Rápido y sagaz, sigue demostrando que no tiene un pelo de tonto. En un principio negó haber visto el programa en el que Alaska frenaba en seco a Risto. El presentador insinuó que esta era de derechas por trabajar con Federico Jiménez Losantos y Alaska le dio un baño. Mario intentó escabullirse, era su día, pero finalmente entró al trapo: "Nosotros no somos de nadie. No estamos polarizados ni somos dogmáticos. Y últimamente la sociedad tiende a polarizarte y yo ya estoy hasta el coño de la polarización. No creo ni en un bando ni de otro".

Mario se siente identificado con Aristóteles: "Soy muy de él. La virtud está en la justa medida. Y solamente con eso soy más libre y puedo sentirme más identificado. Hay cosas de la izquierda que me parecen totales y hay cosas de la derecha que me parecen deleznables".

Añade: "El problema es que como no somos dogmáticos se nos tiene que situar en un sitio u en otro. Tendríamos que crear un partido nuestro, pero como somos políticamente incorrectos no podrías decir una cosa y otra, no vendría nadie". Y pone un ejemplo: "Mira tanto unos como otros me dicen que soy maricón por mover el pelo"No se le ocurriría meterse en política: "Yo estoy contento con ser chico Pantene, Rock Star y cómico".

En breve saca un libro infantil que lleva por titulo Cuentos para niños y niñas rockeros, se irá a México a actuar con su grupo, Nancys Rubias, y doblará de nuevo a Frankenstein en la próxima entrega de la película de animación infantil Hotel Transilvania. Confiesa que pasó el pasado fin de semana de una forma muy romántica "encerrados todo el día en casita, a disfrutar el uno del otro que hacía tiempo que no nos disfrutábamos tanto".

Enfermo pero positivo: "El drama atrae más drama"

Mario Vaquerizo sufre una enfermedad degenerativa, pero no quiere ponerle nombre: "A veces médicos no saben ni lo que tienes. Me dieron un diagnóstico agresivo y al final el que sabe lo que tienes es el que está a tu lado haciendo los ejercicios", afirma. "Estoy muy bien, con la cabeza en mi sitio, sin medicación y poniéndome en mano de los mejores expertos, ahora estoy con fisio y con Pilates y espero que no vaya a más, y que deje de dolerme el hombro y pueda hacer el movimiento completo".

Leer también: Los problemas de salud de Mario Vaquerizo

Afirma que nota "mejoría pero quiero estar cien por cien bien. Y eso es con los ejercicios. Lo de ir a México por ejemplo no es lo más adecuado para recuperarme, pero tengo que hacerlo". Señala que "este tipo de dolores son muy emocionales. Cuando yo he visto que no podía ir a mi gimnasio y que no me puedo mover. Eso me pasa algo de factura, pero no me gusta regodearme en el drama. El drama atrae más drama. Yo tengo que pensar que estoy fenomenal, y a mi cuerpo me remito, y a mi pelo me remito".

Con respecto al debate entre la medicina tradicional y las medicinas alternativas con el que tanta polémica despertó recientemente Miguel Bosé con un tweet en contra de un anuncio del Ministerio de Sanidad, afirma: "No me preguntes por Miguel. Yo te puedo dar mi opinión sobre estas cosa y te diré que no todo es blanco y negro. Que cada uno haga lo que le venga bien. Lo feo de todo es prohibir. Estoy en contra de la marginalización. Estoy en contra de los cuestionamientos sobre las personas que no siguen las pautas habituales".  







Comentarios 1

#1
14-03-2019 / 18:34
fisicoguay
Puntuación -1   A Favor   En Contra

¡¡¡Muchos más Marios y Alaskas necesitamos en este país!!!


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.