elEconomista.es

Kiko Matamoros, a punto de quedarse ciego: ya sólo ve por un ojo

13/03/2019 - 11:24

Mientras Laura Matamoros pasa unas maravillosas vacaciones al lado de su novio, Daniel Illescas, Kiko Matamoros (62) atraviesa un momento delicado de salud. El tertuliano de Sálvame ha perdido la visión total de su ojo derecho por el glaucoma, una enfermedad ocular que mengua la visión de manera gradual hasta la pérdida total de la misma. El otro ojo correrá la misma suerte en unos meses.

Lo médicos le detectaron glaucoma a Kiko Matamoros y le advirtieron que perdería por completo la visión en un plazo máximo de una década. En estos momentos, el empresario ha perdido por completo la visión de uno de sus ojos pero aún conserva parte de la visión del otro. Afortunadamente, la ceguera es parcial, al menos de momento, según Lecturas.

Lea también: Cristina, la nueva novia de Kiko Matamoros, contra las cuerdas

Fuentes cercanas a Matamoros aseguran que no se cuida demasiado ni sigue las recomendaciones médicas: "No hace caso a los médicos, le recomendaron dejar el tabaco, pero sigue fumando". A Kiko no le gusta hablar de este asunto pero los que lo conocen saben que lo está pasando mal: "Cuando le dieron la noticia (hace 10 años) se le cayó el mundo encima, pero ahora lo tiene asumido. Su vida es relativamente normal, puede leer, que para él es importante. Tiene limitaciones, lo pasa mal con las escaleras, pero mantiene la esperanza de seguir viendo algo mientras viva. No le gusta dramatizar", asegura una persona de su entorno.

De momento, el ex de Makoke disfruta de la vida con su nueva novia, Cristina Pujo, de 39 años. Salen juntos desde hace dos meses y a pesar de las polémicas que le rodean, aguantan juntos contra viento y marea.







Comentarios 1

#1
14-03-2019 / 11:49
pizpireta
Puntuación 2   A Favor   En Contra

pues a ver para cuando, porque lleva vendiendo ésto hace años


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.