Actualidad

Sandra Gago y su confianza ciega en Feliciano López: "No me da miedo su pasado"

Sandra Gago, de tan sólo 23 años, ha abierto su corazón para hablar de todo lo relativo a su relación con Feliciano López (37), a quien dio el "sí quiero" hace unos meses. La joven asegura que confía "ciegamente" en él y no tiene miedo de su pasado mujeriego.

Aunque todavía no tienen decidida la fecha de boda, la estudiante de periodismo ha desvelado algunos detalles de los preparativos como el vestido, los invitados, el lugar, el padrino y los testigos entre otras.

"No desconfío de él porque si así fuera, no me casaría. Y desde luego nunca he visto nada que me haga dudar. Confío ciegamente en él", dice Sandra, quien cuenta cómo es el anillo que el deportista le regaló: "Es un solitario con un brillante. Lo ha diseñado Feli con ayuda de un amigo gemólogo".

Gago cree que en el amor no hay edades que valgan: "No creo que el tiempo ni la edad, ni nada, determine si una relación va a ir bien o mal. Hay gente que leva casada muchísimos años y de repente se divorcia; hay gente que lleva muchos años de novios, se casa y al poco se divorcian..." explica la modelo.

Pese a su juventud, ella no tiene dudas acerca del paso que va a dar: "No tengo dudas, cuando estás bien con una persona, le conoces lo suficiente y todo va de maravilla, es un paso más en la relación. Le di el sí con los ojos cerrados. Fue in momento tan íntimo y tan especial para mí que no se lo he contado con detalle ni a mis amigas más cercanas".

Por el momento, la joven no sabe quién diseñará el vestido de novia, pero sí tiene claro el estilo que tendrá: "Un vestido blanco y sencillo. No quiero nada recargado que no tenga nada que ver con mi forma de ser y de vestir. Eso sí, todavía no tengo claro si llevará velo ni tampoco la firma", desvela.

El lugar de la ceremonia también es una incógnita: "No sé de dónde ha salido lo de Marbella porque no es cierto. No sabemos todavía dónde nos casaremos ni en qué fecha. Todo depende de la agenda y las competiciones de Feli, pero seguro que será en España", confiesa Sandra, que dice que será una boda "normal, ni íntima, de 50 personas, ni bodorrio, de 500".

Lo cierto es que Sandra está totalmente enamorada del tenista: "Feli me aporta tranquilidad, me río mucho con él. Me mima y me hace feliz. Y encima me lleva el zumo de naranja a la cama", asegura Sandra, que desvela que conoció al deportista en París, a través de unos amigos en común: "Fue un flechazo. Desde ese momento, comenzamos a viajar juntos y cuando volvimos a Madrid me fui a vivir con él".

Por último, la modelo asegura que no le preocupan los comentarios que Alba Carrillo (32), ex mujer de su prometido, realiza sobre ellos: "No podemos controlar lo que se dice de nosotros. Lo más fácil es llevarlo con naturalidad, no darle importancia y dedicarnos a vivir", sentencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin