Actualidad

Sara Sálamo se defiende de los 'haters': "Me toco la tripa porque es mía y me sale del moño"

La actriz Sara Sálamo (27) ha sacado las uñas este martes para contestar a sus haters en las redes sociales después de recibir algunos mensajes criticando que no para de tocarse la tripa: "Me la toco porque es mía y me sale del moño", ha dicho.

Y es que la novia de Isco Alarcón fue una de las flamantes invitadas a la entrega de los premios Fotogramas de Plata en el Florida Retiro de Madrid este lunes. Vestida de amarillo por Dolores Promesas, posó en el photocall y presumió de embarazo marcando su tripita. "Lo llevo como se puede llevar, regular. Me tenían totalmente engañada, lo de los vómitos es horrible", dijo.

Explicó que, incluso con molestias, "es una etapa feliz y ahora me lo puedo tomar con calma para disfrutar". Embarazada ya de cinco meses y medio, Sálamo aún no ha preparado nada para la llegada de su bebé: "Todavía no tenemos habitación pero estamos en ello. Mi color favorito es el amarillo, sube mucho la alegría". Tampoco han elegido el nombre del bebé: "Será un consenso entre los dos".

Este bebé es un sueño hecho realidad para Sara Sálamo, que padece Endometriosis, una dolorosa enfermedad que causa serios problemas a la hora quedarse embarazada: "Los médicos te preparan mucho para que sepas que una consecuencia es que no puedas ser madre, y bueno al final no ha sido así, la sorpresa ha sido para mí".

Ver esta publicación en Instagram

La llaman la dulce espera????...

Una publicación compartida de Sara Sálamo (@sarasalamo) el

La actriz, que acaba de terminar de rodar Brigada costa de sol, se va a tomar un descanso para disfrutar de esta etapa: "Esto está ya a puntito de caramelo". Eso sí, de boda con Isco Alarcón, con el que sale desde hace un año, nada de nada: "De momento no, no puedo con todo, no me da la vida. No tengo tiempo libre ni cuando estoy trabajando, miro la agenda y tengo que estar reubicando cosas".

Ver esta publicación en Instagram

Quizás en mi imaginación todo es más romántico: La forma en que tenía planeado compartirlo con mi familia, con mis amigos, incluso con vosotros… pensaba en un chupete con mensaje, unos globos en una caja, una foto con luz propia… Pero al final esto es la vida real, y en la vida real incluso un 28 de Diciembre, se puede compartir una gran noticia como que: ¡Vamos a ser papás! Y no podemos estar más felices… Llevamos dibujada una sonrisa bobalicona desde hace algunos meses, incluso cuando las nauseas matutinas se han convertido en mis fieles compañeras. Con todos los sentimientos a flor de piel, las ilusiones se mezclan con los miedos, las inseguridades de (en mi caso) ser primeriza, el querer hacerlo bien, el querer educar a nuestro bebé con los mejores valores, con respeto, tolerancia, empatía y en la más absoluta igualdad, hacen que incluso en los primeros meses tenga una sensación de vértigo infinito... pero como ya os digo, sin desdibujarse esa risa contagiosa y complice que se nos ha tatuado y que seguro que muchos han podido ver en nuestras fotos compartidas. ¡Te beso mucho @iscoalarcon ! Siempre supimos que #deaquiAmarte se nos quedaría corto.

Una publicación compartida de Sara Sálamo (@sarasalamo) el

Ver esta publicación en Instagram

My baby grows and grows... And I'm so happy!????????

Una publicación compartida de Sara Sálamo (@sarasalamo) el

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin