elEconomista.es

Karl Lagerfeld deja parte de su inmensa fortuna a su gata Choupette

19/02/2019 - 18:00

Karl Lagerfeld ha muerto a los 85 años en la mañana de este martes en el hospital parisino de Neuilly-sur-Seine. La muerte del diseñador alemán supone un duro varapalo para el mundo de la moda, que pierde a uno de sus grandes genios y referentes. Su fallecimiento también deja una pregunta en el aire: ¿quién heredará sus 125 millones de euros de fortuna?

El propio director creativo de Chanel ya se encargó de resolver la incógnita hace unos cuantos meses: "Choupette es la heredera de mi fortuna, sí" dijo refiriéndose a su gata de raza birman y pelaje blanco, la compañera perfecta del diseñador desde hace seis años.

En este tiempo, el felino se ha convertido en una gran estrella en las redes sociales. Cuenta con 117.000 seguidores en Instagram, 49.000 followers en Twitter y tiene hasta su propio libro Choupette: The Private Life of a High-Flying Cat. En 2015, la gata llegó a generar unos ingresos que alcanzaban los tres millones de euros.

Choupette está acostumbrada a pasear por los asientos de los aviones de primera clase con total normalidad, odia el perfume Chanel y dispone de dos niñeras que le atienden y la vigilan: "No quiere estar sola, ni si quiera cuando duerme. Es como una dama elegante, como una niña-mujer con su sirvienta personal".

Además de Choupette, en la herencia habrá lugar para otras personas, tal y como Lagerfeld aseguró: "No os preocupéis, hay dinero para todos". Uno de los nombres que aparecen en las quinielas es el de su guardaespaldas Sebastien Jondeau, su ex guardaespaldas y hombre para todo del modista. Se conocieron en los 90, cuando Jondeau se acercó al Káiser para ofrecerse a ser su escolta y, desde entonces, su relación ha sido irrompible.

De la mano de Lagerfeld, Sebastien ha protagonizado una impresionante escalada social hasta llegar a convertirse en la mano derecha del genio alemán. Incluso ha logrado desfilar y posar como modelo con muchos de los diseños de su jefe. También lanzó su propia colección con la ayuda del diseñador y bajo el nombre Karl Lagerfeld curated by Sebastien Jondeau. Desde hace años se codea con personalidades de la talla de Kate Moss, Carolina y Carlota de Mónaco o Cara Delevigne, entre otras, amigas íntimas de Karl.

En la lista de potenciales herederos también destaca Virginie Viard, sucesora de Lagerfeld como directora creativa de Chanel y quien lleva más de 30 años al servicio de la firma. Ambos mantenían una gran amistad y han trabajado codo con codo desde tiempos inmemoriales.

Hay otra familia que podría ser beneficiaria de parte de la herencia. Se trata de la que componen el modelo Brad Kroening, gran amigo de Lagerfeld, su mujer, la dentista Nicole Kroenig, y sobre todo, sus hijos, Hudson y Jameson, de 10 y 8 años, respectivamente. Los pequeños eran inspiración para el diseñador germano y además, Hudson es ahijado de Lagerfeld. Los niños, especialmente el mayor, han desfilado en las pasarelas como modelos de Chanel y son estrellas en ciernes del mundo de la costura.

Lagerfeld expresó su sentimiento por ellos durante una entrevista en 2015: "Los considero mi familia. Yo no tengo familia, así que es bueno tener hijos pero sin los problemas que pueden generar los de verdad", dijo el modisto, dejando claro que formaban parte de sus protegidos.







Comentarios 0