elEconomista.es

Virginie Viard: así es la sustituta de Karl Lagerfeld en Chanel

19/02/2019 - 17:55

Los rumores se confirman: la francesa Virginie Viard será la sustituta del káiser de la moda al frente de Chanel tras la muerte de Karl Lagerfeld este martes. La decisión de la firma italiana haría muy feliz al diseñador alemán, pues en los últimos 30 años Viard ha sido su mano derecha (y también la izquierda) en la sombra.

El pasado mes de mayo, Virginie Viard salió de su acomodado segundo plano y lo hizo (literalmente) de la mano del que había sido su mentor y su amigo en las últimas tres décadas: "No necesitamos hablarnos para comprendernos. A veces, sentimos las mismas cosas en el mismo momento", dijo ella en una ocasión. Ella ha sido la encargada de que las ideas y bocetos de Lagerfeld cobren vida y él quiso recompensarla convirtiéndola en su acompañante en algunas fiestas y presentaciones. El golpe de gracia lo obtuvo en mayo, durante el desfile de la Colección Crucero 2019, cuando el diseñador la invitó a saludar con él tras el evento. Meses después, en octubre, volvió a hacerlo y el mundo de la moda captó el mensaje: Viard sería la heredera de Lagerfeld. En enero, ella quien cerró el desfile de alta costura en solitario, un hecho que hizo saltar todas las alarmas sobre la delicada salud del káiser.

Viard tiene un largo recorrido en el mundo de la moda. Entró en Chanel como becaria de bordado de Alta Costura hace más de 30 años, en 1986. Poco después, Karl se fijó en ella y no se volvieron a separar. Una vez que Lagerfeld le pasaba los bocetos, ella se encargaba de supervisar los proveedores, elegir las telas, coordinar a todos los equipos y, por supuesto, de ver los fittings con Karl. Virginie Viard aseguró que su relación con el alemán era "una auténtica amistad, la complicidad es total" y que en su trabajo "siempre intentaba complacerle pero sorprenderle también".

Viard es una mujer muy discreta y con gusto por lo masculino. Siente predilección por los pantalones, especialmente los pitillo, y los combina siempre con chaquetas y zapato plano. Su vida privada es, si cabe, más hermética que la de Lagerfeld, que estuvo enamorado tres veces: de un aristócrata, un modelo y un gato. Hija de una cirujana y un médico, creció en un ambiente burgués de provincias y su 'padrino' fue, ni más ni menos, que el chambelán del príncipe Rainiero de Mónaco, quien le consiguió sus primeras prácticas en la rue Cambon. 







Comentarios 0