elEconomista.es

¿Dónde vas, Alfonso Guerra? Ayer y hoy del viejo guerrero del amor y la política

19/02/2019 - 0:23

De antológica puede considerarse la intervención del veterano político en el programa de Jordi Evolé. Sin recurrir a sarcasmos floridos lanzó una tremenda andanada a Pedro Sánchez en el momento álgido de su presidencia. Puso seriamente en duda que fuera a ser el candidato en 28 de abril. Guerra es incombustible y la prueba es que a los 78 espléndidos años se ha reinventado. Sus formas de hablar y también de amar marcaron una época. Gracias a él a los políticos en España no se les juzga jamás por su vida privada, al contrario de lo que ocurría y aún sigue ocurriendo en otros países.

Estuvo sembrado. Alfonso Guerra nunca defrauda. El que fuera vicepresidente de Gobierno con Felipe González concedió una amplia entrevista al Follonero. Ha escrito un libro publicado por La Esfera de los Libros que lleva por título La España en la que creo: en defensa de la Constitución, donde enuncia el apropiamiento por parte de la derecha de los símbolos españolistas y da su opinión sobre "la panoplia de zapadores" de la Constitución que busca dividir el país: nacionalistas, populistas y antisistema.

Cuando lo presentó en el Congreso, resucitó su vena sarcástica y pendenciera al lanzar su zarpazo contra Sánchez y otros sospechosos habituales.  "Lo primero que quiero decirles es que este libro lo ha escrito el autor". No podía reprimir una malvada sonrisa mientras se servía un café. Era una clara alusión al libro de Sánchez, a quien Irene Lozano habría dado forma literaria.

En su entrevista en La Sexta Alfonso reconoció la autoría de alguna de sus frases más polémicas. Como la de "en el PSOE presentamos de candidato a una cabra y gana la cabra", o esta otra: "El día que nos vayamos, a este país no lo va a reconocer ni la madre que lo parió". También cree haber dicho que Margaret Thatcher en lugar de usar desodorante gastaba Tres en uno. No se mencionaron estas otras: "Soledad Becerril es Carlos II vestido de Mariquita Pérez" o la dedicada a Adolfo Suárez, "tahúr del Mississipi, con su chaleco y su reloj". O esta otra en relación con la jueza Ayala, la que investigaba los EREs en Andalucía: "Incluso hay una relación fuerte personal entre la jueza y el actual alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, que eran compañeros y dicen que algún expediente en común tuvieron". Esta última frase no es admisible para un caballero como él. Así lo describen, como un auténtico caballero las mujeres que lo han tratado. Cordial, cortés, educado, culto, de trato exquisito. Un caballero que tampoco admite ningún tipo de impertinencia. Los periodistas del corazón aún recuerdan las miradas asesinas que dirigía a cualquiera que se atreviera a preguntarle por su vida privada.

Guerra marcó una época. Cuentan que siendo muy joven tenía un enorme éxito con las mujeres y enamoró incluso a una conocida periodista, hoy escritora de gran éxito, que cortó con él porque no la satisfizo: "No se centraba, no era un amante entregado, se dispersaba mucho en la vida en común", recuerda alguien que conoció los detalles escabrosos de su desencuentro.

Fernando Bruquetas de Castro, autor del libro El sexo y los políticos, definió así la aportación de Alfonso Guerra al mundo de la política durante la Transición en una entrevista con el diario El Mundo: "Alfonso Guerra tenía mujer y conocidas amantes, pero esto nunca se utilizó en su contra porque contaba con la complicidad de los periodistas (…). Los cuernos institucionales comenzaron a entenderse e incluso a verse bien en ciertos sectores del poder". Después llegarían los affaires Boyer Preysler y la separación de Álvarez Cascos. Para ellos fue todo mucho más fácil gracias a Alfonso Guerra.

En el año 1983, Guerra, el azote de la derecha, estaba casado con Carmen Reina, la madre de su hijo Pincho, propietaria de la famosa librería Pablo Iglesias, ya cerrada. Guerra se convirtió en noticia por haber tenido una hija con una joven sevillana de 25 años, María Jesús Llorente. Le pusieron por nombre Alma, en honor a la mujer del músico favorito de Alfonso Guerra, Gustav Mahler. Alfonso y María Jesús se habían conocido a bordo de un avión entre Madrid y Sevilla. María Jesús, sobrina del empresario Javier Benjumea, un apellido que hoy nos llevaría a Abengoa pero que entonces era para el ex presidente de Explosivos Río Tinto. Era una niña bien. Guerra se separó de su mujer para iniciar una vida en común con María Jesús. Ella se convirtió en un personaje muy valorado para los paparazzi. Las revistas pagaban verdaderas fortunas por sus fotos. Ella salía siempre con cara de susto, huidiza y temerosa de que Alfonso la riñera por hablar. Después cogió confianza.

Una importante personalidad, testigo de la Transición, recuerda una anécdota significativa que explica la vida de Alfonso: "Un día apareció en la portada de una revista. Creo que era Diez Minutos. En primer término aparecía él paseando en bañador de la mano de su hijo Pincho por una playa del sur de España, en segundo término aparecía Carmen Reina, la única mujer con la que contrajo matrimonio, civil y religioso. Era una época en que Alfonso para ver a su hijo tenía que visitar a Carmen. Iba ella detrás, más desgarbada y más lenta, con una nevera portátil en un hombro y dos toallas de baño y en la otra mano llevaba las chanclas de dedo del niño y las de Alfonso. Ella iba detrás sin prisa. Recuerdo que comenté: 'Va a volver con Carmen' ¿Por qué? Porque es la que le lleva las chanclas. Porque era su santa costumbre como decía Unamuno de su mujer, y porque, salvo con ella, siempre construyó nidos muy efímeros..." .

Y así fue, volvieron a residir bajo el mismo techo del controvertido chalet de Santa Clara, una de las mejores zonas de Sevilla. María Jesús Llorente rehízo su vida con el pinto Úrculo, entonces separado de la madre de su hijo. No duraron mucho. Él se casaría después con Vicky, su viuda. Lo de Alfonso y Carmen duró más. Hay quien piensa que no es que volvieran, es que nunca la dejó. Desde entonces ha creado un espeso muro de silencio para proteger su vida personal y la de ella. Se lo debe. Aun así, no se ha librado de algunos rumores ni leyendas en torno a su vida amorosa. Hubo quien le vinculó a Blanca Marsillach, algo que la propia actriz desmintió. Alfonso había sido muy amigo de su padre, Adolfo.

Una periodista que lo conoció en el Congreso cuando era muy joven recuerda que "tenía un enorme sex appeal. "Salía a los pasillos a contarnos chistes y chascarrillos o a filtrar lo que le interesaba. Nos traía locas. Era el corrillo en el que más a gusto estábamos". El domingo se quedó perpleja al oírle hablar en el programa de Évole". Partidaria de Sánchez, no entiende su discurso en contra de él.

Tampoco lo entienden amplios sectores de su partido, con excepción por supuesto de Susana Díaz. Fuentes solventes del PSOE aseguraban este lunes a Informalia que Sánchez se va a presentar a las elecciones generales. "Aunque nosotros hacemos primarias es altamente improbable que no sea él el candidato". Está claro que Alfonso Guerra no hará campaña por él.







Comentarios 6

#1
19-02-2019 / 09:51
pepe
Puntuación -1   A Favor   En Contra

Este tio tendria que estar en la carcel si hubiera justicia en esta pais

#2
19-02-2019 / 10:13
Teudis Carmona
Puntuación 1   A Favor   En Contra

El sr.Alfonso Guerra es un hombre bueno y un político decente. Un socialdemócrata de leyenda, un luchador incansable por la justicia social, por el progreso, por la paz y el bienestar de España y de los españoles. Uno de los grandes líderes europeos de la socialdemocracia europea. Un intelectual con dos carreras y que ha leído más de 25 mil libros, una de las mentes más privilegiadas de este país. Un gigante intelectual y de la política. Podremos contar a las futuras generaciones que caminamos junto a una figura que se había construido a si misma. Invito a que lean su biografías y su vida. Es un líder a la vez romántico y pragmático que está en los libros de la historia de España con letras de honor.

#3
19-02-2019 / 11:35
ANALISTA DE HECES
Puntuación 5   A Favor   En Contra

GUERRA, ZAPA TERO Y ERREJÓN

LA MISMA MIE RDA SON

#4
19-02-2019 / 12:02
andyboo
Puntuación 7   A Favor   En Contra

Léase también como su hermano cobraba el paro y viajaba en aviones oficiales y a la vez tenia oficinas del estado, espero que en su biografía lo incluya, porque el del pantalón y chaqueta de pana el SR. Felipe González por aquella época se enteraba por los periódicos de la corrupción, si no véase la portada de la revista de la época "LA CORRUPCIÓN DEVORA AL PSOE" que fue lo que los echo después de ganar 3 o 4 elecciones seguidas dejando un paro de 20% o 25% y entonces no habían inmigrantes.

A parte de todo lo demás por no extenderme, y lo digo por que lo viví en persona esa época.

Un sinvergüenza de da clases de moral y no da ningún ejemplo.

#5
19-02-2019 / 12:07
andyboo
Puntuación 6   A Favor   En Contra

Y sin leer 25 mil libros ni tener 2 carreras a excepción de las medias de mi mujer.

No soy tan listo pero mucho mas honrado que el con diferencia.

#6
20-02-2019 / 16:05
Paco
Puntuación 2   A Favor   En Contra

Con González y Guerra me pasa lo mismo, me gusta mucho lo que dicen y cómo lo hacen, pero muchas de las cosas que hicieron....para olvidar.