elEconomista.es

El Rey don Juan Carlos "muy preocupado" por la salud de su hermana doña Pilar

14/02/2019 - 22:04

Aparte de la lógica preocupación del Emérito por su hermana mayor, tras la obstrucción intestinal que la ha obligado a pasar por el quirófano, Pilar Eyre nos descubre a una infanta Pilar desconocida: dice que se casó muy enamorada pero que después de morir su marido se la relacionó con un importante empresario, cosa que ella negó; también recuerda que su madre la definía como "cardo borriquero" porque no se ponía falda ni a tiros, y que su padre, el conde de Barcelona, la pintó los labios en un crucero para que pareciera una mujer. Pero lo mejor del relato de la escritora catalana es cuando explica sus terribles relaciones con su cuñada doña Sofía, que no pasó por el hospital.

A sus 82 años, los sustos son más sustos. Por eso, la infanta Pilar tuvo que abandonar Mallorca precipitadamente cuando comenzó a sentirse mal el pasado 4 de febrero. Rápidamente los médicos la trasladaron a Madrid para ser intervenida y oportunamente se filtró que la reina Sofía llamó la primera para ver cómo se encontraba su cuñada. 

La hermana mayor del Emérito fue intervenida de urgencia en la clínica Ruber Internacional tras interrumpir sus días de descanso en Mallorca tras sentirse indispuesta. Tras una primera valoración, los médicos decidieron que había que operarla urgentemente, por lo que se dispuso su regreso a Madrid para que fuera tratada por sus médicos. Nada más llegar a la clínica, entró en quirófano. El motivo de la intervención fue un problema intestinal.

La infanta Pilar padece artrosis, como su madre, la condesa de Barcelona, y  sus hermanos, don Juan Carlos y la infanta Margarita. 

Y doña Pilar ha tenido que ser intervenida de la cadera en varias ocasiones por lo que la noticia, dada la edad de la infanta, no fue una gran sorpresa. Más tarde se facilitaron a la prensa partes médicos que daban fe de la buena evolución de la paciente.

Pero ahora Pilar Eyre vuelve al personaje desde su blog de la revista Lecturas. Incide la periodista en que durante el ingreso hospitalario de su tocaya de sangre azul no ha recibido visitas de su hermano ni de su cuñada doña Sofía. 

Según la periodista catalana, don Juan Carlos está muy preocupado por la salud de su hermana Pilar, pero no todo son buenas palabras. Reproducimos lo mejor de Eyre aquí por el interés de artículo:

Doña Pi' -un nombre que ella detesta- no es, sin embargo, una persona afable. A mí, en concreto, me tiene una tirria descomunal. Pero yo la admiro porque ha sido una rebelde y merece ella sola una biografía que nadie ha escrito aún. Y valiente.

Tiene una condecoración portuguesa por su actuación heroica en el derrumbamiento de la estación Cais do Sodré de Lisboa, aunque su madre confesaba con resignación que era un cardo borriquero porque se negaba a ponerse falda y maquillarse.

En el crucero Agamenón, fue su propio padre el que bajó a puerto, compró una barra de labios, le sujetó la cabeza y le pintó la boca, aunque la infanta daba alaridos descomunales.

Se casó enamoradísima con el apuesto duque de Badajoz. Vivieron con estrecheces en un pisito que les alquiló el bailarín Antonio. Y cuando su marido murió, dijo con entereza: "Tengo que ser fuerte por mis hijos".

Varios años después, se la relacionó en la radio con un importante empresario. Pero llamó indignada para decir que era mentira. Aunque todas las mañanas habla con Juan Carlos, no se trata ni con sus sobrinos ni tampoco con Sofía.

Y como lee todo lo que sale sobre ella, en estos momentos estará despotricando sobre "esa señora que solo escribe bobadas sobre nosotros". Espero que se recupere pronto, infanta".







Comentarios 1

#1
16-02-2019 / 15:12
mm
Puntuación 0   A Favor   En Contra

ufffff.sisisi estamos todos muy pero que muy preocupados preocupadisims