elEconomista.es

El ocaso de Mourinho: del paro al fraude fiscal pasando por las infidelidades

7/02/2019 - 15:11

El entrenador portugués se defiende de la evidencia como gato panza arriba, pero lo cierto es que ya no queda prácticamente nada de aquel 'special one' que llegó al Real Madrid en mayo del 2010. Sus nefastos resultados en los últimos vestuarios que ha dirigido y sus polémicas personales, que van desde varias amantes a una sentencia por fraude fiscal, han acabado con la que prometía ser una leyenda del fútbol.

El futuro de Mourinho es incierto. A sus 56 años y recién destituido del Manchester, el entrenador ha comenzado la búsqueda de un nuevo equipo en el que poder demostrar que aún le queda cuerda para rato, algo que muchos ponen en duda. Y es que el portugués es ya sólo la sombra de lo que fue y no sólo a nivel profesional: el fraude fiscal y al menos dos amantes han terminado de ensuciar una imagen pública que otrora brillaba más que el sol.

Este martes, Mourinho viajó a Madrid para aceptar la sentencia por la que se le condena a un año de cárcel y al pago de una multa de más de tres millones de euros por dos delitos fiscales cometidos durante su etapa como entrenador del Real Madrid. Lo ha hecho acompañado por su mujer y madre de sus dos hijos, Matilde Faria, con la que tampoco atraviesa su mejor momento. Sólo un día antes fueron vistos en un restaurante en Londres, juntos pero serios y sin manifestar ni una sola muestra de cariño entre ellos, según El Mundo.

La crisis matrimonial entre Mourinho y Matilde es lo menos que se podía esperar después de que The Sun desvelara el pasado mes de diciembre que el luso había mantenido una doble vida desde 2010. Nada más aterrizar en Madrid, habría comenzado una aventura extramatrimonial con Prue Carter-Robinson, una rubia 14 años más joven que él y que actualmente reside en Londres.

No es la primera mujer que habría tenido un romance con Mourinho, que lleva 30 años casado con Matilde. En 2001, fue relacionado con Elsa Sousa, la propietaria de un comercio en Leiría, donde él despegó su carrera como entrenador: "Me ocultó que estaba casado y tenía dos hijos", dijo ella en Sunday Mirror. "Me gustaba su arrogancia. Cuando nos acostamos por primera vez fue maravilloso".

En 2010, The Star afirmó que Mou estaba loco por la keniata Lelesit Silvana: "Él estaba profundamente enamorado de ella. Hemos visto varios chats por correo electrónico y hemos presenciado innumerables llamadas nocturnas entre ellos", aseguraron familiares de la modelo al medio.

En ambos casos, tanto Mourinho como Matilde negaron dichas informaciones, aunque lo cierto es que han vivido separados en los últimos años: ella en una exclusiva zona de Londres con sus hijos, Jose Mario y Tami; él donde el trabajo le lleve. Ahora se ha asentado en la capital británica, donde tiene previsto colaborar en beIN Sports Reino Unido y cobrar más de 67.000 euros por comentar cada partido.







Comentarios 0