elEconomista.es

Antonella Roccuzzo deslumbra con escotazo y transparencias en la gran noche de Leo Messi

1/02/2019 - 9:49

El Camp Nou se vistió de gala este jueves para acoger la presentación del espectáculo Messi10 by Cirque du Soleil, un fiesta que desveló en exclusiva Informalia y que sirvió como puesta de largo del show que la famosa compañía de circo ha creado en honor al futbolista del Barça y que se estrenará tras el verano. Al acto acudieron los compañeros de equipo del argentino, pero también una gran colección de estrellas de todos los ámbitos de la sociedad.

Como no podía ser de otra manera, el rey fue Leo Messi, que llegó acompañado de una espectacular Antonella Roccuzzo. La esposa del crack lucía un look impresionante que resaltaba su cuidada figura. Ellos fueron los últimos en pasar por el photocall junto a Luis Suárez, delantero culé, y su pareja, Sofía Balbi.

Los jugadores del Barça, en su gran mayoría, evitaron posar ante los medios y accedieron directamente a la fiesta. También Shakira, que llegó cuando el festejo estaba muy avanzado. Sí posaron ante los medios los cantantes India Martínez, Leiva, C. Tangana, Macaco, los hermanos Estopa o Alfred García, que se declaró "muy fan" de Messi.

Tampoco se quisieron perder el fiestón las deportistas Ona Carbonell, también ganadora de Masterchef Celebrity, y la nadadora Mireia Belmonte. El diseñador Juan Avellaneda, Martina Klein y Âlex Corretja, entre otros, también se dejaron ver por el Camp Nou.

Los 200 invitados degustaron una cena servida por Singularis y disfrutaron en primicia una acrobacia del nuevo espectáculo, con música de Rosalía. El rapero Residente, vocalista de Calle 13, puso la guinda a un acto presentado por Bibiana Ballbé y el periodista musical argentino Bebe Contepomi.







Comentarios 1

#1
01-02-2019 / 19:00
in
Puntuación 4   A Favor   En Contra

Qué notición. Dos analfabetos se vuelven locos ostentando dinero.Por otra parte es un dinero que se ha ganado honradamente. Ellos no son culpables de que una importante parte de la población, le dé tanta importancia a darle patadas a una esfera de cuero. El opio del pueblo moderno no es la religión, es el fútbol.