elEconomista.es

El 'pique' de Risto Mejide con los taxistas salpica a Laura Escanes

31/01/2019 - 18:12

La mujer del publicista se ha defendido en las redes sociales de unos ataques después de que su marido haya tomado partido en la guerra entre los taxistas y las VTC que está paralizando Madrid y Barcelona. Laura Escanes ha utilizado las redes sociales para dejar claro que no quiere formar parte de esta lucha: "Cuando se quedan sin argumentos inventan lo que no saben. Nunca he hecho publicidad de VTC, soy usuaria de taxis y de VTC. Pero dejen de nombrar a las parejas como si fuéramos un pack. Él puede pensar una cosa y yo otra", ha dicho.

La guerra entre el sindicato de taxistas y las VTC (cuya mayor parte de licencias están en manos de Rosauro Varo, novio de Amaia Salamanca) es uno de los temas candentes en los últimos días y Risto Mejide le ha dado cobertura desde su programa diario, Todo es mentira. El publicista se ha mostrado crítico por la manera de proceder de los primeros y les ha lanzado un mensaje tajante: "Yo soy publicista, me encanta la publicidad y tengo una agencia. Pero en estos 20 años, la publicidad ha cambiado mucho en detrimento de las agencias tradicionales. Ojalá los publicitarios hubiéramos podido luchar contra Google, pero no hemos podido. ¿Qué es lo que hemos hecho? Adaptarnos", les dijo a los taxistas.

Las críticas al publicista por su inclinación a la causa de las VTC le llovieron en las redes sociales y salpicaron a su mujer, Laura Escanes, a la que acusaban incluso de hacer publicidad a favor de los vehículos con conductor. Ella lo ha negado rápidamente, pidiendo que la dejen al margen de este lío.


PUBLICIDAD








Comentarios 1

#1
01-02-2019 / 14:07
das
Puntuación 0   A Favor   En Contra

tu l oqueres es una follaviejos busca vidas bragueteich, chupa nabos añejos!!!


Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y las mismas no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.