elEconomista.es

Rosauro Varo, el rey de las VTC que conquistó a Amaia Salamanca

25/01/2019 - 18:07

Cuando camina por el suelo enmoquetado de Otto, uno de sus restaurantes, sus pies se oyen menos que los de los camareros o los clientes que almuerzan en este local, situado en una de las manzanas más caras del madrileño Paseo de la Castellana. Rosauro Varo se mueve en la vida como en los negocios, con agilidad y sigilo, como una pantera. No le gustan los photocalls y huye de la fama, pero muchas de sus novias han sido famosas. Tiene once empresas con activos valorados en 37 millones de euros, centenares de corbatas que se sabe anudar muy mal, y cuentan que algún palacio.

También tiene tres hijos, fruto de su relación con Amaia Salamanca, sus príncipes, aunque aún no ha dado a la actriz, que encarnó a Letizia en una serie, el papel de reina consorte. Su fortuna es de tal magnitud que podría viajar en jet privado para tomar el aperitivo en Roma por tarde y pasar la noche en Londres. Y sin embargo, hay algo que nunca haría: coger un taxi. La bestia negra de los taxistas tiene, según fuentes del sector, más de 4.000 licencias de VTC: "Va camino de las cinco mil", afirman.

Con los acuerdos firmados  sus expectativas se han rebajado. Pero los que le conocen saben que no se da por rendido. Con solo 17 años pidió a sus padres dinero para montar su primer negocio relacionado de forma tangencial con la hostelería.

Descendiente de una importante familia de médicos de Sevilla,  se buscó las habichuelas desde muy joven para sacar dinero para sus gastos. Su madre, de quien hablaremos con detalle en este reportaje, ignoraba que su niño se jugaba el tipo en una Vespino repartiendo litronas para una empresa llamada Motocopas, una especie de telebotellón. Entonces Rosauro estudiaba segundo de BUP. Aprendió mucho, especialmente de las necesidades de ocio de la gente joven. Y puso sus conocimientos en práctica. Decidió montar una fiesta de fin de año con el dinero que le prestaron sus padres. El cacharro de la leche no se rompió para él. De los beneficios de la fiesta surgió el capital, junto con el aportado por uno de los socios de Motocopas, para montar varios bares.

Tres años después de la famosa fiesta ya estaba en condiciones de quedarse con el lugar donde tuvo lugar la celebración para montar la discoteca Boss. Es socio e íntimo amigo de Javier Hidalgo, con quien inició varias aventuras empresariales, entre ellas Pepe Phone. Vendió su 45% en la empresa a Másmovil y obtuvo 158 millones de euros. Nadie pensaba que este empresario desviaría sus intereses hacia el sector transportes.

El año pasado anunció en el Caixaforum que, a través de su sociedad bandera, GAT Inversiones, desarrollaría un plan estratégico para ser líder en el sector de flotas. Entonces se le atribuían solo 1.000 licencias. Hay que recordar que una cosa es tener licencias y otra que estén operativas. No conviene confundir términos. Fue a mediados de 2017 cuando Rosauro entró a través de GAT en la sociedad Vector a la que se le atribuyen 250 VTC en Barcelona. El principal cliente es Cabify, que ha anunciado su retirada en Barcelona.

Si es cierto, como señalan en el sector del Taxi, que Rosauro controla un mínimo de 4.000 licencias, no ha hecho buen negocio (veremos tras los acuerdos y las huelgas de los taxistas). Ya perdió mucho dinero al adquirir una patente china de unos casettes que al meterse en el orificio del radiocasette del coche se utilizaban como manos libres. A los pocos meses todos los coches venían con CD y no se pudo reponer.

No es un niño de papá. Sin llegar a las maneras y el look canallita de Hidalgo, su gran amigo, hay algo en él que lo diferencia de los jóvenes ricos de su generación. No es un pijo al uso. La madre de Rosauro es la cacereña Juana Amalia Rodríguez Hernández, diputada del PSOE por Sevilla en dos legislaturas e histórica del partido.

Los que le conocen dicen de Rosauro que es "detallista, familiar, muy educado, inteligente y con un sentido práctico fuera de lo común que probablemente ha heredado de su madre". Asimismo, le bautizan como "el alma de la fiesta, tira de todo el mundo, sociable, romántico y cariñoso, muy hermético con la prensa, al contrario que con sus amigos". También ha sido muy ligón, "pero eso pasó a la historia". Hay que recordar que antes de conocer a Amaia Salamanca fue pareja de Eugenia Martínez de Irujo y también de Vicky Martín Berrocal. Le gustaba mariposear, pero cuando se enamora, cuentan, lo hace de verdad.

Los datos económicos nos dicen de él que desde agosto de 2018 es presidente de Vector Ronda Teleport, como ya hemos dicho, una de las principales gestoras de licencias VTC, en este caso de Cabify. Rosauro controla el 44% de la empresa a través de su mercantil Gat Technology SL, de la que es Administrador Único desde febrero de 2016.

Vector Ronda Teleport se creó en 2015, facturando ese año 2,38 millones de euros, pero el principal boom por la ampliación del número de licencias lo tuvo en 2016 cuando multiplicó la facturación hasta los 11,15 millones. En 2017, último año con datos presentados, redujo sus ventas hasta los 8,08 millones de euros. En ese año de plena expansión registró unas pérdidas de 2,95 millones de euros. Aun así su balance es bastante contundente y sus activos se elevaban en 2017 hasta los 37,45 millones de euros.

Vector Ronda Teleport tiene a su vez una serie de filiales con las que gestiona flotas en otras áreas distintas de Madrid, donde tiene sus operaciones principales: Asesoramiento y Fomento del Transporte SL, Chofers Cars Costa del Sol SL, Transfers Auto Andalucía Granada SL, Auto Andalucía Jaén Levante SL, Inversiones Andalucía Alquiler Vehículos Barcelona 2014 SL y, por último, Inversiones Andalucía Alquiler Vehículos Madrid 2014 SL. Y eso sin contar muchas más empresas. Cuesta creer como con tanto capital no contrata una nanny para sus tres niños. Así Amaia tendría tiempo para asistir a más eventos. Se prodiga muy poco desde que está con él.







Comentarios 4

#1
29-01-2019 / 09:11
El chulo de vallecas
Puntuación -9   A Favor   En Contra

El taxi tiene que darles caña a las VTC.

#2
29-01-2019 / 12:08
julio
Puntuación 7   A Favor   En Contra

El taxi esta hundido si o si, podran salir de esta por el gobierno incompetente que tenemos, pero el avance tecnologico es imposible de parar.

#3
29-01-2019 / 14:46
para 2
Puntuación -4   A Favor   En Contra

que avance tecnológico hablas, si es transportar una persona a otro lugar

#4
29-01-2019 / 15:12
pepe
Puntuación 3   A Favor   En Contra

El avance tecnologico que significo las VTC, con los moviles.