Actualidad

El Papa Francisco anula el matrimonio de Gina Lollobrigida con Javier Rigau

Ha tenido que ser el representante de Dios en La Tierra, el mismsísmo Obispo de Roma, quien rompa un matrimonio que ha sido desde el principio un dolor de cabeza para los contrayentes. La italiana Gina Lollobrigida, de 91 años, ha conseguido la anulación de su matrimonio con el empresario catalán Javier Rigau, de 57. La gran actriz italiana, conocida en todo el mundo como La Lollo, anunció su boda con Rigau en una exclusiva publicada por la revista Hola en 2006. Cierto que después el enlace se suspendió, y finalmente contrajeron matrimonio el 29 de noviembre de 2010 en la iglesia de San Vicente, del barrio barcelonés de Sarrià.


Pero la protagonista de Salomón y la Reina de Saba no asistió a su propia boda. Fue una ceremonia en la que no participó la actriz porque se celebró mediante un poder especial firmado por ella ante notario. Posteriormente el catalán fue denunciado por estafa y falsedad documental aunque un tribunal italiano le absolvió de los delitos de los que le acusaban su ex pareja y la Fiscalía.

 En una escena de Salomón y la Reina de Saba (King Vidor, 1959), junto a Yul Brynner.

"¡Aquí estoy, soy una joven! ¡Soy de nuevo una señorita", gritaba la actriz nada más conocer el final de su matrimonio. La voz de Gina Lollobrigida sonaba así desde el teléfono cuando confirmaba por teléfono a un periodista de Corriere della Sera que el matrimonio con el empresario catalán Javier Rigau es nulo. Dicen que ha sido el mismísimo Papa Francisco quien ha disuelto el matrimonio "por no existencia", lo que hace que la disposición sea incuestionable.

A sus 91 años, siempre había dicho que fue engañada por el español después de firmar un poder notarial que, según ella, no se hizo para ser utilizado para su matrimonio. Este mismo miércoles, Gina estuvo en la sede de la Rota Sagrada en Roma, la Meca del derecho canónico, como el nuestro de La Rota, donde recibió la noticia que había estado esperando durante años. 

Para la cita, la actriz retrasó su viaje a Hollywood, donde quiere ir para un visionado de un documental sobre su vida. "¡Por fin! La verdad tenía que salir. Y luego el hecho de que fue precisamente el Pontífice quien firmó la sentencia de anulación me llena de alegría aún más. Ese individuo (Rigau) ya no podrá publicitar en mi nombre. ¡Pero sobre todo cuestionó mi credibilidad y los derechos avanzados que no tiene sobre mi herencia!", clama de alegría la diva. 

Su exchófer, mano derecha y amigo, Andrea Piazzolla, estaba con ella al recibir la noticia. La familia de la actriz acusa al empleado de manipularla y enriquecerse a costa de su dinero. Lollobrigida mantiene hace años una batalla legal contra su único hijo, Milco Skofic, y su nieto Dimitri por la gestión de su fortuna.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin