elEconomista.es

Carlos de Inglaterra y su padre, dos 'royal' emprendedores: de las trufas al ganado

15/01/2019 - 18:39

A sus 70 años, el príncipe Carlos de Inglaterra sigue esperando la Corona que le convertirá en el rey, pero él no espera la llegada de ese día con los brazos cruzados. Si en la década de los 90 se volcó en la agricultura sostenible y lanzó su propia línea de comida orgánica, ahora quiere convertirse en el ganadero con más reses de toda Inglaterra. Su padre, de momento, prefiere apostar por las trufas.

La familia real británica posee un gran finca en el condado de Norfolk y es ahí donde el príncipe Carlos quiere levantar su nueva empresa. Según The Telegraph, el hijo de Isabel II quiere gestionar la mayor ganadería bovina del país y para ello está dispuesto a triplicar el número de reses con las que cuenta: de 3.000 a 15.000 ovejas. De esta manera, el padre de Guillermo y Harry podría solventar las pérdidas de 700.000 euros que supondría el Brexit (si se llevara finalmente a cabo) por la retirada de ayudas europeas a este tipo de fincas.

Y mientras el príncipe Carlos se vuelca en sus ovejas, su padre, el duque de Edimburgo, está volcado en otro negocio: el de las trufas. A sus 97 años, el marido de la reina se ha convertido en la primera persona en cultivar trufas en suelo Reino Unido. Las plantó en 2006 tras consultar con expertos en la materia y este año, tal y como ha desvelado The Times, ha recogido su primera cosecha en el condado de Norfolk, todo un hito, ya que hasta ahora nadie había conseguido que los cultivos prosperasen debido a la climatología y las características de la tierra inglesa.

El tipo de trufas conseguidas por el consorte de la reina de Inglaterra (Périgord, una variedad muy apreciada en la alta cocina) se vende a 1.100 euros el kilo, aunque todavía no han empezado a comercializarlas.







Comentarios 0