elEconomista.es

Toni Cantó vuelve a los escenarios: "En Cataluña es complicado trabajar en español"

15/01/2019 - 11:08

Casualidades de la vida: en estos días en que el partido de Albert Rivera ha sido el ojo del huracán en cuanto a terremotos sentimentales, el actor y diputado valenciano de Ciudadanos acaba de estrenar Linda vista, una tragicomedia sobre las relaciones entre hombres y mujeres y sobre las crisis de los 50. El responsable del Área de Anticorrupción y Transparencia del partido naranja cumplió este lunes 54 años pero él dice que "por ahora no existe" esa crisis. Compañeros suyos como José Manuel Villegas (50 años) o el propio líder de la formación han roto sus relaciones pero en eso Cantó es todo un pionero: tuvo tres hijos de tres mujeres distintas (la primera hija fallecida), y lo dejó con su última novia, la actriz Lourdes Veger, en septiembre.

"Me considero una persona muy afortunada, la función habla mucho de lo que le pasa a la gente cuando no se cumplen sus sueños y yo he cumplido hasta con mis sueños más locos, soy una persona muy afortunada y tengo que dar gracias a la vida", le decía el día de su 54 cumpleaños a Susanna Griso en Antena 3. 

Toni Cantó dice que regresa a los escenarios "por una cuestión de salud mental", y porque en definitiva ésa es su vocación. "Actuar es lo que realmente me gusta y yo ante todo me considero un hombre de teatro", asegura. "Hay épocas en que puedo hacerlo, en verano, los fines de semana, o ahora en enero que realmente no hay plenos", aclara el diputado "Me lo puedo permitir aunque sea solo un par de semanitas, y ahí estoy: en el teatro Dramático nacional, en el Valle- Inclán, con Linda Vista y haciendo un papel que es un auténtico regalo cada día", cuenta el político. 

Pero Cantó no da puntada sin hilo y aprovecha para repetir el mantra de la formación que le llevó al Congreso: "Los presupuestos generales del estado es fricción de la mala y para mí es preocupante que se esté haciendo como se está haciendo ahora en este país fricción de mala y enfrentamiento del malo", asegura el actor. "Se está provocando desde el gobierno de Sánchez y desde otras opciones políticas otra vez el guerracivilismo, la trinchera y evitando algo que es necesario y es lo que te tiene que venir en nuestro país, que es la cultura del pacto y del diálogo. Fricción mala es que se premie al malo, que es lo que está haciendo Sánchez a cambio de estar unos días más en la Moncloa", reitera Cantó.

En los teatros de Barcelona hay ahora mismo al menos diez obras en español, pero Toni Cantó tiene algo que decir sobre este asunto: "Llevo treinta y tantos años haciendo teatro, he hecho casi 20 giras teatrales por toda España, si a ti te parece normal haber estado casi los mismos días en esos 30 y tantos haciendo teatro en Miami que en Barcelona, no estamos en la misma idea de lo que debe ser la política cultural española", matiza. "Es evidente que en Cataluña, y te lo puede decir cualquier compañía teatral de España, es muy complicado ir a trabajar en Español, cuando debería ser algo completamente normalizado. Para una persona como yo que me habré subido al escenario unas 2.000 veces, se me ha cerrado el camino no solo en Cataluña sino también en algunos otros Ayuntamientos españoles donde se hace una cultura muy partidista", se queja. "En este país significarse políticamente tiene un precio, y es obvio y te lo puede decir cualquier actor que lleve media vida como yo haciendo teatro, que es muy complicado ir a teatros públicos a hacer teatro en Español en Cataluña", denuncia Cantó. "La gente del teatro antes mirábamos a Barcelona como el centro Español del teatro, el lugar donde se hacía el mejor teatro, y eso ya no es así porque el nacionalismo catalán se ha ocupado de que todos esos teatros públicos los dirijan siempre catalanes", argumenta el diputado naranja.

"En Madrid eso no nos ocurre, tenemos a los mejores catalanes, los mejores andaluces y los mejores vascos dirigiendo todos teatros públicos", afirma. "¿Qué ha sucedido?", se pregunta. "Desde hace algunos años, el mejor teatro, la mejor oferta cultural se está haciendo en Madrid, porque es un sitio donde no le preguntamos a nadie de dónde viene", asegura Cantó. "Todos hemos venido de fuera a trabajar y eso es fundamental en el arte. Cuando nos miramos el ombligo, cuando nos centramos en los mismos, y cerramos los caminos, el arte se empobrece y eso es lo que está pasando en Cataluña", remata. "Quien diga que no hay un problema para hacer cultura en Español en Cataluña es que no está viendo la realidad", denuncia el diputado de Ciudadanos. 

Pionero de rupturas sentimentales en Ciudadanos

Posiblemente, Toni Cantó ha aprendido mucho en política de sus compañeros de partido Albert Rivera y José Manuel Villegas, pero sus jefes en Ciudadanos son unos principiantes en cuestión de rupturas, amores y desamores se refiere. El actor y diputado de Ciudadanos, que tuvo tres hijos de tres mujeres diferentes (Carlota, la primera, falleció) está soltero hasta donde sabemos tras haber puesto punto y final a su relación con la actriz Lourdes Verger (38), a quien había conocido gracias a unos amigos comunes.

Toni Cantó (53) y su novia rompieron a finales del pasado verano. Además de actriz, Verger es una experta en marketing y publicidad mallorquina cuya pasión por la interpretación la llevó a dedicarse a ser actriz. Amante del surf y la comida sana, conoció a Cantó gracias a unos amigos comunes y se subió con él al escenario en la obra Aquiles, el hombre, con la que recorrieron España entre los años 2016 y 2017.

Se trata ya del quinto fracaso sentimental del actor, que inauguró su currículum amoroso con Eva Cobo, con la que rompió tras cuatro años de relación y con una hija en común, Carlota, que falleció a los 18 años en un accidente de tráfico. Cantó también fue pareja de la modelo y presentadora Carla Hidalgo, con la que tuvo a su segundo hijo, Lucas; y con Mar Regueras, que le dio a su tercer retoño, Violeta, tras dos años de amor. A la única mujer que le dio el "sí, quiero" (y con la que no tuvo descendencia) fue Inmaculada Suárez, una terapeuta con la que estuvo casado un año.

A partir de entonces, Toni inició una vida personal muy agitada. En noviembre de 1992 celebró la llegada a su vida de su primera hija, Carlota, pero dejó a Eva Cobo dos meses antes de nacer la niña. El actor negó en un principio su paternidad y luchó en los tribunales por negarle el apellido a su hija, que falleció en 2011 con solo 18 años a causa de un accidente de tráfico. 

En el año 2000, Cantó volvió a encontrar el amor en la modelo y actriz Carla Hidalgo, con la que tuvo al pequeño Lucas dos años después.

Esta relación no duró mucho más y Toni intentó hallar el amor de de nuevo con Mar Regueras. A pesar de que los dos actores sellaron su historia con el nacimiento de la pequeña Violeta en 2006, la historia tampoco fructificó.

Lejos de perder la ilusión, el ahora diputado de Ciudadanos comenzó a salir poco después con la psicoterapeuta Inmaculada Suárez, quince años menor que él. Esta canaria fue la encargada de llevar por primera vez al altar a Toni en 2010. La cosa tampoco cuajó, pues ambos se separaron al año de la boda.

La última relación conocida del valenciano es la que mantuvo con la actriz Lourdes Verger, con la que rompió en septiembre tras dos años juntos.

Aunque es intenso su curriculum sentimental con mujeres, el propio Toni Cantó también cuenta con algún escarceo homosexual. "El primero, con un grupo de compañeros de clase cuando tenía unos 14 años", confesó a la revista Shangay Style en 2011. "Si no he hablado nunca de mis relaciones es por cuestión de pudor, no por evitar diferenciarlas por géneros o algo parecido", explicó a la misma publicación.







Comentarios 0